27 de febrero de 2020
 
Actualizado 13/04/2007 13:49:35 CET

La potenciación de seguros y mejora de la estructura productiva, propuestas de UPA-UCE al Libro Blanco de la Agricultura

MÉRIDA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

La organización agraria UPA-UCE propone, para su inclusión en el Libro Blanco de la Agricultura, la Ganadería y la Selvicultura en Extremadura, la potenciación de los seguros agrarios, la mejora de la estructura de la producción agraria y ganadera, la apuesta por la agricultura familiar y por las ayudas ligadas a la producción.

Así, informó hoy el secretario general de UPA-UCE, Ignacio Huertas, en el trascurso de una rueda de prensa en la que estuvo acompañado del consejero de Agricultura y Medio Ambiente, José Luis Quintana, quien destacó que dichas propuestas coinciden con la opinión de la consejería y reflejan la realidad del sector.

El Libro Blanco de la Agricultura, la Ganadería y la Selvicultura en Extremadura, que nació en el Consejo Extraordinario de Gobierno de Hervás en 2005, se impone, según explicó el consejero como el "libro de cabecera" de la política agraria y ganadera regional, y para su configuración se han contado con la opinión y propuestas de la Universidad de Extremadura, los sindicatos de la región y los profesionales, aunque la única organización agraria que ha participado en su redacción ha sido UPA-UCE.

Por su parte, Huertas consideró el Libro Blanco como un instrumento "muy positivo" y "de reflexión" a la hora de analizar, desde los diferentes puntos de vista, el conjunto del sector agrario de la región y que en base a este análisis no se limite a la reflexión de los participantes sino que sea capaz de arbitrar propuestas que contribuyan al desarrollo de un sector que es "de vital" importancia y "referente" para la comunidad .

Dentro de las propuestas de UPA-UCE, Huertas destacó su apuesta por el modelo de explotación agraria familiar al considerar que representa el modelo "más social y más respetuoso con el medio ambiente", además, apuntó que este modelo ayudará a defender un "modelo rural vivo".

También propuso que, ante las reformas que plantea la Unión Europea y que plantean "cierta incertidumbre" en el sector, tanto el gobierno de la nación como el regional tomen el testigo para contribuir a la estabilidad del mismo, a este respecto destacó como bueno intento la Ley de Desarrollo Rural.

De la misma manera avanzó que la organización agraria a la que representa defenderá "a ultranza" el mantenimiento de las ayudas a los agricultores e indicó la importancia de que éstas contribuyan a asegurar la rentabilidad de los agricultores y ganaderos, para lo que la organización agraria defiende como instrumento principal el llamado Contrato Territorial de Explotación.

En otro orden de cosas, Huertas mostró la apuesta de la organización por la agricultura y la ganadería de calidad y propuso que se solucionen algunos aspectos como los márgenes comerciales.

Asimismo, indicó que se deberían establecer medidas que discriminen positivamente a las zonas más desfavorecidas al igual que los agricultores y ganaderos incluidos en la Red Natura 2000.

También abogó por establecer una política de seguros agrarios como medida real de compensación de la renta agraria e incidió en la necesidad de apostar por el camino de la transformación y la comercialización de productos, por lo que consideró como necesaria la creación de la cooperativa única.

"Porque hoy no basta con producir, y producir bien, sino que hay que situar los productos en el mercado para que estos se vendan", concluyó.