Alcaldes llaman al personal de Maderas Iglesias a "retomar la actividad laboral previa reactivación" de la negociación

Publicado 17/09/2018 18:23:52CET

   VIGO, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Alcaldes de las comarcas pontevedresas de Condado y Val da Louriña han hecho este lunes "un llamamiento" al personal de Maderas Iglesias a "retomar la actividad laboral previa reactivación del proceso negociador" que permita llegar a un acuerdo ante el conflicto en la empresa, ya que actualmente, y desde el pasado 28 de agosto, los trabajadores se encuentran en huelga indefinida.

   Así lo ha comunicado el gobierno de O Porriño después de la reunión que han mantenido este lunes la dirección de la empresa y los regidores de localidades afectadas, toda vez que los trabajadores decidieron mantener la huelga indefinida tras tumbar un preacuerdo que alcanzaron el comité de empresa y la dirección con la mediación del Consello Galego de Relacións Laborais.

   Pese a todo, los alcaldes se han mostrado convencidos de que "existe una salida que conjugue los intereses del personal junto con los de la parte empresarial", y han instado a ambas partes a "generar la suficiente sinergia y confianza mutua, como requisito imprescindible para volver a la actividad productiva".

   En este ámbito, han apostado por utilizar el Consello Galego de Relacións Laborais y la Secretaría de Emprego de la Xunta "como instrumentos útiles para esa finalidad". Además, los ayuntamientos afectados (Mos, O Porriño, Salceda de Caselas, Salvaterra de Miño, Ponteareas, Mondariz y As Neves) se han puesto a disposición de las partes para "garantizar el empleo y actividad" en la empresa.

"FALTA DE CONFIANZA"

   La pasada semana el comité de empresa y la dirección, con la mediación del Consello Galego de Relacións Laborais, alcanzaron un preacuerdo que no fue aceptado por la asamblea de trabajadores por "falta de confianza hacia la empresa", ya que consideran que por parte de la dirección ha habido "muchas mentiras y muchos incumplimientos".

   Así, en aquel momento ratificaron la huelga y se reafirmaron en que antes de desconvocarla y volver a sus puestos de trabajo tienen que cobrar los salarios y las pagas extras adeudadas (el preacuerdo estipulaba el fin inmediato de la huelga y daba fechas límite para que la empresa hiciese frente a los pagos).