Actualizado 09/07/2015 03:08 CET

(AMP.Las Medallas de Galicia serán un reconocimiento a las víctimas en el primer aniversario del accidente

Consello de la Xunta del 10 de julio
PHOTOGRAPHER: XOÁN CRESPO

La entrega de la máxima distinción que entrega la Xunta se adelanta al 24 de julio para reconocer a la "Galicia solidaria que asombró al mundo"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La entrega de las Medallas de Oro de Galicia, máximo reconocimiento que cada año otorga la Xunta a quienes se consideran "un ejemplo a seguir", se convertirá en esta ocasión en un homenaje a las víctimas del accidente del Alvia, coincidiendo con el primer aniversario de este siniestro ferroviario que se cobró la vida de 79 personas y dejó más de un centenar de heridos.

Las Medallas de Oro de Galicia serán entregadas en esta ocasión el 24 de julio, justo cuando se cumple un año del descarrilamiento del tren, en vez de al día siguiente, cuando se conmemora el Día de Galicia, según ha anunciado el jefe del Ejecutivo autonómico, Alberto Núñez Feijóo, quien ha remarcado que "la Galicia solidaria que asombró el mundo bien merece la máxima distinción" autonómica.

Las víctimas mortales, los heridos y sus familias no serán los únicos homenajeados con esta distinción, sino también los vecinos de Angrois, el barrio compostelano donde descarriló el tren y que, en palabras del presidente gallego, "se lanzaron a las vías sin más pensamiento que socorrer a los heridos".

También recibirán la Medalla de Galicia quienes contribuyeron a que funcionara el dispositivo, como los bomberos, los voluntarios de Protección Civil, el personal de emergencias, del 061 y los profesionales del Colegio de Psicólogos de Galicia, así como la Cruz Roja, al igual que el personal sanitario y los trabajadores del Centro de Transfusión de Galicia y de la Federación de Donantes.

En un cuarto bloque se distinguirá la labor de quienes velaron por la seguridad, los agentes de la Policía Local, de la Policía Autonómica, de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, así como al Instituto de Medicina Legal de Galicia por su labor de identificación de las víctimas.

"GALICIA NO OLVIDA"

Tras presidir la reunión semanal de su Ejecutivo, Feijóo ha remermorado el accidente de tren que convirtió el 24 de julio de 2013 en una de las jornadas "más tristes" que ha afrontado Galicia como país, marcada "por lo peor", el "triste" recuerdo que acompañará a los ciudadanos de la comunidad cada día de Galicia, pero también por "lo mejor".

"Lo mejor", ha explicado porque ante el siniestro se evidenció también "la solidaridad y compromiso" de miles de personas y centenares de profesionales que "dieron lo mejor de sí" para "minimizar las consecuencias" de la "terrible noche" que vivió la capital gallega en la víspera del Apóstol del año pasado.

"Galicia no olvida ni una cosa ni la otra", ha sentenciado Feijóo, quien ha reconocido que ésta es la distinción que la Xunta querría no haber dado "nunca" y que ni siquiera su "mayor reconocimiento" está a la altura "del sufrimiento de las víctimas" y de los profesionales y voluntarios que colaboraron el 24 de julio.

RESPUESTA "EXCEPCIONAL" DE GALICIA

Feijóo ha hecho hincapié en que decenas de heridos "siguen luchando en muchos casos para recuperar la salud perdida" y ha reconocido "la gran dignidad con que afrontaron la tragedia". "Nos sigue doliendo, pero no podemos no podemos cambiarlo ni olvidar lo que hicieron Galicia y el pueblo gallego", ha remarcado.

No en vano, ha esgrimido que, aunque el accidente dejó a descubierto "la fragilidad humana" también reveló "la fortaleza de Galicia como país". "Angrois es una de las mayores tragedias de nuestra historia y permanecerá siempre, pero también un reconstituyente ejemplo de lo que somos. Galicia respondió ante la mayor de sus tragedias de forma excepcional", ha zanjado.

Para leer más