Arrestan en Vigo 'El Canario' por tres nuevos hurtos, y ya acumula 32 detenciones

Actualizado 23/05/2008 20:30:54 CET

Uno de los hurtos que se le atribuye se perpetró en el Ayuntamiento de la ciudad

VIGO, 23 May. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional de Vigo ha capturado de nuevo al delincuente conocido como 'El Canario', de 36 años, por tres supuestos hurtos, uno en una clínica, otro en la delegación de un periódico y otro en el Ayuntamiento, por lo que el número de detenciones que acumula asciende a un total de 32.

Según informaron las fuerzas de seguridad, Víctor Manuel R.A., natural de Las Palmas y con domicilio en Vigo, se le atribuye la autoría de una sustracción de un ordenador portátil en el Sanatorio Concheiro el pasado día 1 de mayo. Al parecer, aprovechó el momento en el que una interna se ausentó de la habitación, donde había dejado cargando el equipo informático.

Posteriormente, el 13 de este mes, un trabajador de la delegación de 'La Voz de Galicia' en Vigo que se había ausentado unos minutos de su despacho encontró al hombre en la habitación, quien, al ser sorprendido, se abalanzó sobre él y huyó. Al parecer, había sustraído una agenda electrónica, valorada en unos 650 euros, y que, además, contenía 100 euros y otros efectos.

Una vez denunciados estos hechos, e identificado el 'modus operandi' se inició una investigación que culminó el 21 de mayo con la detención de 'El Canario', como supuesto autor de los hurtos, en la confluencia de de las calles Herrería con la Plaza de Calatrava.

AYUNTAMIENTO.

Además, durante el desarrollo de las pesquisas, las fuerzas de seguridad tuvieron conocimiento de la existencia de una denuncia de la Policía Local de un hurto de 1.200 euros realizado en el Ayuntamiento, y que también se le atribuyó al detenido, quien pasó a disposición del Juzgado de Instrucción Número Seis de la ciudad.

'El Canario' es un delincuente conocido en la ciudad olívica, donde ha sido detenido por varios hurtos. Así, el pasado febrero fue capturado dos veces en la misma semana por diferentes hechos, la supuesta sustracción en una casa de la calle López Mora, donde se hizo pasar por fisioterapeuta, y otra en el garaje de un edificio de la calle Victoria.