1 de abril de 2020
 
Actualizado 04/01/2008 20:38:38 +00:00 CET

La CIG prevé que el director de Benestar gane la plaza que ocupa "a dedo" al ser el primero en dos pruebas de selección

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

La CIG alertó hoy de que el director de Benestar, Andrés Vázquez Piñeiro, ocupa, a falta de una prueba y de la entrevista personal, el primer lugar en el proceso de selección para ganar la plaza que ha desempeñado desde enero de 2007, cuando fue "nombrado a dedo" bajo el "amparo" del vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, y del gerente del Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar, Lois Castrillo.

En declaraciones a Europa Press, el delegado del sindicato nacionalista en San Caetano (sede de la Xunta), Manuel Díaz Betote, se mostró convencido "al 100%" de que Vázquez conseguirá el puesto, para el que sólo queda otra candidata, que, tras las dos primeras pruebas, lleva una puntuación 1,75 inferior, según consta en el sitio web del Consorcio.

"Si tuviese vergüenza abandonaría el proceso", enfatizó y recordó que la primera directora de la área de Igualdade, Pilar Candocia, ya renunció a la plaza "ante el escándalo" generado, a pesar de que en principio se había presentado a la convocatoria. Candocia fue concejal del BNG en Ames, y la CIG también relaciona a Vázquez con los nacionalistas, ya que, aseguró, "es un destacado militante de Vigo y amigo de Quintana y Castrillo".

Además, lamentó que la Vicepresidencia "diese la callada por respuesta" ante las denuncias de la central sindical y continuase "con un proceso atípico y delirante para nombrar a la misma persona que nombró hace un año para un cargo político". Así, explicó que las plazas "están amañadas" desde el principio y enumeró una serie de "irregularidades", como la no publicación en el DOG de la convocatoria, la falta de presencia sindical en los tribunales, o la puntuación de "más de un 20 por ciento" de la entrevista personal.

OPOSICIONES SERIAS.

"Clama al cielo", exclamó, y añadió que "no se da publicidad" al proceso, por lo que no se presenta mucha gente. En concreto, para los cargos de director de estas dos plazas hubo 28 candidatos, cifra que contrapuso a los "miles" que van a Silleda a examinarse de las "oposiciones serias".

En esta misma línea, incidió en que el departamento que dirige Anxo Quintana ha hecho de las galescolas y del consorcio "el paradigma del enchufismo y del clilientelismo", e indicó que en toda la legislatura "van a contratar a 1.300 personas". Interpretó este dato asegurando que "están jugando con el empleo público", cuando el BNG "era la bandera contra la Administración paralela".