Consello.- La Xunta inicia la expropiación de bienes en Barro y Meis para ejecutar un enlace de autovías y carreteras

Actualizado 04/09/2008 20:26:12 CET

Culpa al PP de construir un enlace que ahora "no sirve" para los grandes viales

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, anunció hoy que la Administración ha iniciado el proceso expropiación de los bienes y derechos afectados por la construcción del enlace de Curro, en los ayuntamientos pontevedreses de Barro y Meis, con un presupuesto de cerca de 50 millones de euros, y que otorgará "movilidad y seguridad" a las conexiones entre las autovías gallegas, la carretera PO-531 y la autopista AP-9.

Según destacó hoy el máximo mandatario autonómico, la construcción de este nudo de enlace servirá para reordenar el tráfico de la futura autovía Curro y la parroquia vilanovense de Baión, así como los enlaces con la actual autovía de O Salnés, la autopista AP-9 y la carretera Pontevedra-Curro (PO-531).

Pérez Touriño aseveró que con esta "transformación", la Administración autonómica genera "movilidad" en la provincia la zona sur de Galicia y permite una interconexión de las infraestructuras "ágil" y "seguro".

Así, contrapuso la "programación" de la actual Xunta frente a las construcciones de los gobiernos del PP, que, en este caso concreto, ejecutaron un enlace que "ahora no sirve y no encaja" con la planificación de las carreteras gallegas.

De este modo, reivindicó que el plan director de carreteras recoge las previsiones de construcción y determina la reserva de suelo para los grandes viales, lo que favorece también a "los agentes económicos" para que "puedan planificar" su actividad en base a previsiones.

CARACTERÍSTICAS

Del coste estimado del enlace, 12,3 millones se destinarán al pago de las expropiaciones de los 548 predios necesarios para la construcción, que tendrá una longitud total de 5,2 kilómetros. Además, este nudo encajado en un trecho contará con cuatro ramales y en él habrá tres pasos superiores y otros tantos inferiores.

La "importancia" de este nudo de comunicaciones radica en su capacidad para absorber y distribuir los flujos de circulación generados por las vías de altas prestaciones que confluyen en él, según apuntó la Xunta.

GRAN EVERGADURA

De este modo, se trata de una actuación de "gran envergadura" que complementa otras materias de infraestructuras que ratifican el compromiso de la Xunta de Galicia con una zona "muy dinámica" desde el punto de visto económico.

Al respecto, Touriño concretó que completa las actuaciones de puesta en servicio de la Autovía de O Salnés (con una inversión de 60 millones de euros), la construcción de la futura autovía Curro-Baión (con un coste estimado de 80 millones), y la mejora de la capacidad y seguridad de la PO-531, entre Pontevedra y Vilagarcía, en la que Política Territorial invertirá 26 millones de euros.