España gana a sindicatos marisqueros franceses un pleito por los daños derivados del vertido del Prestige

Actualizado 23/05/2008 21:43:04 CET

Esgrimen que el alejamiento del buque causó la llegada del fuel a Francia, que provocó una reducción del 60% en sus ventas de marisco en Navidad

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El tribunal francés de Rochefort condenó a varios sindicatos de mariscadores a pagar las costas del juicio por un pleito interpuesto contra España, a la que reclamaban responsabilidades por las pérdidas en las ventas de la campaña de Navidad en el país galo como consecuencia de los vertidos del Prestige causados por el alejamiento del buque de la costa gallega.

Fuentes de la Abogacía del Estado explicaron a Europa Press que la sentencia se basa en un defecto procesal técnico, puesto que los sindicatos nombraron un consejo sindical que, si bien no existía jurídicamente, actuaba como coordinador de todas las acciones legales en nombre de las asociaciones.

Ante esta situación, todos los demandados a excepción de España --la inspectora Bureau Veritas, la clasificadora ABS, el propietario del buque y su cargador--, presentaron un escrito de defensa ante el juez por un error de forma, puesto que la coordinadora "no tendría poder" para representar a todas las entidades. De todas formas, según indicaron las mismas fuentes, el juez también podía apreciar de oficio esa irregularidad.

Sin embargo, España no alegó este defecto procesal, sino que optó por defenderse utilizando la inmunidad de jurisdicción. De este modo, la Abogacía del Estado español esgrimió que su intervención en el alejamiento del buque respondió a "un acto de defensa de sus costas", para el que tiene una soberanía que también es reconocida por los tribunales franceses. De este modo, mediante un acto "de sumisión tácita", pretendía quedar fuera del proceso eludiendo el defecto formal.

FALLOS TÉCNICOS.

Por su parte, cuando a los demandantes se les notificó el defecto procesal en su pleito, procedieron a subsanar el error, pero cayeron nuevamente en un fallo técnico que no pudo ser corregido debido a que, a los tres años de interpuesta la demanda, el derecho francés considera que el proceso prescribe.

Por lo tanto, el tribunal del centro-oeste francés decretó el pasado día 15 que los demandantes paguen 3.000 euros en concepto de costas del juicio. A pesar de que cabe un recurso, fuentes de la Abogacía estatal aseguraron que "no recurrirán, puesto que saben que no van a ganar, porque el defecto de forma persiste y no puede ser corregido".

BASES DE LA DEMANDA.

Varios sindicatos de mariscadores de la región francesa de Charente-Maritime defendieron que España participó de la catástrofe del Prestige debido a las maniobras de alejamiento del buque de la costa gallega, que causaron una mayor difusión del fuel que portaba el petrolero.

De este modo, parte de las 77.000 toneladas de fuel que contenía el buque el 13 de noviembre de 2002 se extendieron por toda la costa cantábrica hasta llegar al litoral francés, donde los mariscadores denunciaron que su volumen de negocio se vio reducido en más de un 60 por ciento en la campaña de Navidad de ese año, sobre todo en la comercialización de ostras y de marisco.

Acerca de los posibles efectos que esta sentencia pueda tener en el caso Prestige que instruye el juzgado número 1 de la localidad coruñesa de Corcubión, las mismas fuentes interpretaron que "no tendrá ninguna repercusión jurídica".

"Simplemente cierra un frente de este caso y la sentencia es beneficiosa y tranquilizadora para España", celebraron a la vez que recordaron que "todavía" resta por conocer la resolución de la demanda planteada por parte del Estado español en Nueva York contra la clasificadora ABS, que certificó la navegabilidad del Prestige.