Espinosa dice que la Confederación Miño-Sil tendrá la gestión hidráulica de 20.000 kilómetros cuadrados en 6 provincias

Actualizado 30/07/2008 21:14:55 CET

Touriño destaca que el organismo servirá para "centralizar la gestión en el territorio gallego en materia de aguas"

OURENSE, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, destacó hoy que el presidente de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil asumirá la gestión hidráulica de "cerca de 20.000 kilómetros cuadrados" que "estarán repartidos en seis provincias", concretamente las de Ourense, Lugo, Pontevedra, León, Zamora y Asturias.

Elena Espinosa realizó estas declaraciones en el acto de posesión de Francisco Fernández Liñares como nuevo presidente de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, en el que indicó que este nombramiento supone un "ejercicio de enorme responsabilidad" y señaló que su gestión "deberá realizarla en sintonía con las nuevas orientaciones de la política del agua impulsadas por el Gobierno de Rodríguez Zapatero desde la pasada legislatura".

"Adecuar la política del agua a la legislación y a los criterios de la Unión Europea implica introducir mayores exigencias de racionalidad económica, sostenibilidad ambiental y participación pública en la Administración hidráulica", resaltó la titular de Medio Ambiente.

Asimismo, manifestó que se crea esta confederación porque desde el Gobierno de España "se realiza un esfuerzo por comprender la idiosincrasia del agua en cada territorio" y en la "creación de administraciones más cercanas en los territorios".

Para la responsable de la cartera de Medio Ambiente en el Gobierno de Zapatero la puesta en marcha de un "organismo nuevo, eficaz y moderno" es "la mayor tarea" del nuevo presidente de la Confederación del Miño-Sil para ir "más allá de una simple Administración".

RECURSO ESCASO

Elena Espinosa destacó que el nuevo presidente del organismo de la cuenca es "firme y tenaz" con "visión práctica de la gestión de los asuntos de los ciudadanos" y con "experiencia en la Administración y gestión de responsabilidades" desde el Ayuntamiento de Lugo.

"Todos debemos ser conscientes de que el agua es un recurso escaso y también en Galicia porque no hay que olvidarse de la sequía que ha pasado esta tierra hace poco más de un año" resaltó la ministra, que abogó por "mejorar su gestión integral en cada una de nuestras cuencas".

Además, indicó que la finalización en 2009 de los diferentes planes de cuencas "supondrá un verdadero pacto en torno al agua" que "nace de cada uno de los territorios entre los diferentes usos y agentes implicados" como agentes económicos, sociales y ambientales.

DIA FELIZ PARA GALICIA

Por su parte, el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, resaltó que "hoy es un día extraordinariamente relevante y feliz" para Galicia por "unificar la gestión de los recursos hídricos en el territorio de nuestra comunidad" y "centralizar la gestión en el territorio gallego en materia de aguas".

"Es un hecho histórico y un sueño" el nacimiento de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, señaló Touriño, quien añadió que supone una "oportunidad para Galicia y España" que parte de una "vieja reivindicación".

El jefe del Ejecutivo gallego señaló que la Galicia interior "se siente especialmente reconocida" en una "apuesta por Ourense, Lugo y el interior", con un "mensaje de reequilibrio territorial", tras lo cual aseguró que la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil moverá "más de 160 millones de euros de presupuesto el próximo año" y de ellos "125 millones para inversiones".

ESFUERZO

Tras prometer el cargo, Francisco Fernández Liñares aseguró que se "esforzará" para que las relaciones entre el organismo y la Xunta de Galicia "sean fluidas y buenas en beneficio de todos los gallegos" y aseguró que estará "al servicio del Gobierno de España y al servicio de Galicia", además de resaltar que es un "honor y compromiso" esta responsabilidad.

"Este organismo es de servicio al público y a los ciudadanos y me esforzaré en hacerlo crecer para que sirva a los ciudadanos y al Estado en la medida de lo posible" señaló Fernández Liñares.

En el acto, que tuvo lugar en la subdelegación del Gobierno en Ourense, estuvieron también presentes el vicesecretario general del PSOE, José Blanco; el delegado del Gobierno en Galicia, Manuel Ameijeiras; el vicesecretario xeral del PSdeG y conselleiro de Traballo, Ricardo Varela; el conselleiro de Medio Ambiente, Manuel Vázquez; el presidente de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, Jorge Marquínez; el subdelegado del Gobierno en Ourense, Camilo Ocampo; los alcaldes de Lugo y Ourense, José López Orozco y Francisco Rodríguez; así como senadores y parlamentarios autonómicos del PSdeG.