Tres fallecidos en las carreteras gallegas en Semana Santa

Actualizado 04/04/2015 19:40:53 CET

Los fallecidos en Semana Santa se elevan a tres, dos motoristas y un chico que viajaba en quad

A CORUÑA/LUGO/PONTEVEDRA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los fallecidos en las carreteras gallegas en lo que va de segunda fase de la Semana Santa se elevan a tres después de que un motorista perdiese la vida al caer de su vehículo en la localidad coruñesa de Cesuras.

Otro varón murió en un siniestro en Tui (Pontevedra) al colisionar contra una farola tras salirse de la vía con su honda, mientras que un chico de 25 años perdió la vida al chocar contra un árbol en una carretera secundaria en Vilalba.

Precisamente, el primero de los siniestros mortales ocurrió este viernes, a las 19,00 horas, en la parroquia de San Bartolomeu de Corvelle en Vilalba, donde falleció el chico de 25 años.

En virtud de lo comentado por testigos, el quad se encontró con un coche de frente y "pegó un volantazo", según han explicado a Europa Press fuentes de Protección Civil.

La víctima, natural de la parroquia de Castromaior --Ayuntamiento de Abadín (Lugo)--, chocó contra un árbol y cayó del vehículo.

MOTORISTA EN TUI

El segundo siniestro fue en la madrugada del sábado, cuando un hombre de 52 años de edad perdió la vida en la parroquia de San Mamede de Guillarei cuando regresaba a su casa y se salió de la vía por el margen izquierdo y colisionó, posteriormente, contra una farola. Conducía una Honda CDR 600 del año 1998.

En este caso, los investigadores que se encargan del accidente de un motorista que perdió la vida en la madrugada de este sábado en la localidad pontevedresa de Tui apuntan, como primera hipótesis, una velocidad inadecuada, pero estudian si pudo haber un fallo mecánico en el vehículo.

Según han explicado a Europa Press fuentes que se encargan de la investigación, el conductor, nacido en el año 1963 --de 52 años--, llevaba puesto el casco e iba equipado con ropa adecuada. Regresaba hacia su casa, en la parroquia de Baldráns, en Tui.

Estas mismas fuentes han indicado que "familiares" de la víctima comentaron que había tenido algún problema con el acelerador, por lo que en las diligencias por este siniestro también se baraja un fallo mecánico como hipotética causa de la velocidad inadecuada para la zona donde se produjo el siniestro, conocida como "carretera de la vía".

Los investigadores tardarán unos días en conocer el resultado de los análisis del vehículo y también han solicitado los correspondientes datos de si hay ingesta de alcohol y de medicamentos.

Hasta el lugar del siniestro acudieron, además de la Policía Local, efectivos del 061, que no pudieron hacer nada por reanimar a la víctima.

MOTORISTA EN CESURAS

El último siniestro mortal en las carreteras gallegas se ha producido en la tarde de este sábado, sobre las 17,30 horas, en la carretera AC-840, a la altura del término municipal de Cesuras, en la parroquia de Trasanquelos.

La Central de Atención ás Emerxencias (CAE) 112 movilizó a Urxencias Médicas, que envió el helicóptero medicalizado con base en Santiago, además de los efectivos del GES de Curtis y el personal de mantenimiento de la vía.