17 de febrero de 2020
 

Galicia y Norte de Portugal oficializan hoy en Guimaraes su integración económica y la cogestión de equipos y servicios

Actualizado 13/04/2007 11:32:54 CET

El Plan Estratégico de Cooperación 2007-2013 supondrá una inversión directa de casi 97 millones de euros

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

Galicia y Norte de Portugal oficializan hoy en la localidad lusa de Guimaraes el Plan Estratégico de Cooperación 2007-2013, con el que aspiran a afianzar la integración económica, social y cultural de ambos territorios y la gestión conjunta de equipamientos y servicios.

Para ello, el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, presidirá esta misma mañana, junto al presidente de la Comisión de Coordinación y Desarrollo Regional del Norte de Portugal, Carlos Lage, el pleno de la Comunidade de Trabajo en el que se aprobará este documento, integrado en los Programas de Desarrollo Regional de las dos regiones.

Se trata de un trabajo redactado en reuniones preparatorias anteriores celebradas por las delegaciones que integran la comunidad de trabajo y que, a partir de una inversión directa de casi 97 millones, definirá las líneas de actuación y los programas a desarrollar en el próximo septenio para mejorar la competitividad de la Eurorregión.

Según fuentes de la Consellería de Economía, departamento encargado de la elaboración del plan por parte del Gobierno autonómico, el baluarte principal de este paquete de medidas pasa por aumentar la integración socioeconómica a las dos orillas del Miño e incluye otras apuestas de proyección como la protección del equilibrio territorial.

En este sentido, el programa se fundamenta en las prioridades de la programación desde las áreas de cooperación transfronteriza diagnosticada por los Ejecutivos español y luso, de modo que las pautas que adquirirán concreción a partir de hoy radican en la cooperación en el ámbito del mar, la internacionalización de las pymes, la sostenibilidad y la integración social e institucional.

COOPERACIÓN

Para lograrlo, la eurorregión, compuesta por 6,3 millones habitantes, contará en los próximos siete años con una partida de 97 millones procedentes de fondos comunitarios, que suponen el 27 por ciento del total estipulado para la cooperación hispano-lusa.

Además, en breve tendrá lugar la puesta en marcha de una iniciativa pionera en Europa, la Agrupación Europea de Cooperación Territorial (AECT), que se constituirá con el objetivo de hacer más visible la comunidad y reforzar la capacidad de las instituciones de los espacios que la componen para la activación de proyectos estratégicos.

Al respecto, uno de los retos principales de ambos territorios pasa por conferir una perspectiva integral desde el punto de vista del desarrollo, por lo que concentración temática y territorial de esfuerzos representa uno de los pilares del nuevo período.

En este sentido, los nuevos programas conceden un mayor protagonismo a las ciudades y a la capacidad de actuación conjunta de agencias de desarrollo, universidades, empresas y sistemas de ciencia y tecnología.

ÁREAS

Así, el área de cooperación en el dominio del mar incorpora tres ámbitos: el científico, tecnológico y cultural; el económico y el ambiental, que se concretarán en la calidad del medio, en los recursos marinos, en el sector alimentario, biotecnología y nuevos productos, astilleros navales y náutica de recreo y cultural y turismo. Además, cada una de estas áreas tendrá en cuenta cuestiones transversales como la formación, la investigación y la innovación.

Por su parte, la internacionalización de las pymes de la Eurorregión permitirá iniciativas que promuevan la intensificación y diversificación de relaciones entre empresas, valorizar recursos productivos mediante la creación y potenciación de las condiciones logísticas, estimular ambientes favorables para la cooperación, fomentar el desarrollo tecnológico conjunto y promover los recursos turísticos de la Eurorregión.

En este sentido, Galicia y las regiones del norte de Portugal se han propuesto implementar instrumentos de integración en la consolidación de redes institucionales entre agencias públicas y empresariales, promocionar la movilidad del capital humano mediante estancias profesionales, apoyar consorcios de I+D y la transferencia de tecnología y, por último, afianzar la internacionalización.

PROTECCIÓN AMBIENTAL Y INTEGRACIÓN SOCIAL

En cuanto a la protección ambiental, se han estipulado dos áreas de intervención complementaria: la promoción y conservación de los recursos naturales, especialmente en los sectores del agua en los ámbitos comunes de los ríos Miño y Lima, el Parque Nacional da Peneda-Gers y del Parque de Montesinho; y un desarrollo urbano sostenible por el que crear condiciones para un desarrollo más equilibrado entre las ciudades.

Por último, el fomento de la integración social e institucional permitirá concretar un conjunto de iniciativas que estimulen servicios comunes que implementen la gestión y construcción conjunta de equipamientos colectivos por entidades fronterizas, teniendo en cuenta el principio de la racionalización de equipamientos en la zona de la frontera.

Para ello, el destino de los proyectos pasa por fomentar la utilización compartida en red de equipamientos sociales, culturales y de ocio, promover una mayor integración sociocultural entre las poblaciones rayanas y dinamizar la cooperación entre la administración y agentes socioeconómicos y culturales de ambos lados de la frontera.