Recuperan el cadáver del joven de 28 años que cayó al mar en los acantilados de Cabo Prioriño, en Ferrol

Actualizado 24/06/2008 21:08:38 CET

FERROL, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

Efectivos de salvamento recuperaron a las 17.42 horas de hoy el cadáver del joven de 28 años de edad que cayó al mar sobre las 14.30 horas en las inmediaciones de los acantilados de Cabo Prioriño, en el norte de Ferrol, según informaron a Europa Press fuentes de Salvamento Marítimo de A Coruña.

El cuerpo sin vida del joven fue localizado en el fondo del mar, próximo a la zona rocosa, por los buceadores de los Grupos Especiales de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil que participaron en el dispositivo de búsqueda. El cadáver fue después trasladado hasta el Puerto de Ferrol por la embarcación de la Guardia Civil del mar.

El joven fallecido, Marcos Rodríguez, de 28 años de edad y vecino del barrio de Caranza, se encontraba pescando en los acantilados de la zona de Cabo Prioriño, acompañado de su padre, y cayó al mar por causas que, de momento, se desconocen. La alerta fue recibida en el servicio de emergencias del 112 sobre las 14.30 horas, momento en el que se inició el dispositivo de búsqueda.

En el operativo, participaron por mar la 'Salvamar Mirfak' de Salvamento Marítimo, una embarcación de la Guardia Civil del mar, y los grupos especiales de actividades subacuáticas. En el rastreo por tierra tomaron parte efectivos de la Policía Local y de Protección Civil de Ferrol, junto con agentes de la Policía Nacional y miembros de la Policía de la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao.

BUQUE ARMADA DANESA.

En la búsqueda colaboró también un buque de la Armada danesa que se encontraba próximo a la zona, debido a su participación en un ejercicio de adiestramiento de la OTAN, según explicaron fuentes de Salvamento Marítimo.

En este año 2008, en aguas del litoral ferrolano desaparecieron cuatro tripulantes del pesquero 'Cordero', que se hundió el 15 de enero. A principios de año, también desapareció el vecino de Ferrol José Javier Varela González, de 39 años de edad, y en abril, el pescador aficionado José Antonio Rivas Rodríguez, de 59 años, en los acantilados de la playa de Campelo en Valdoviño. En febrero falleció un guardia civil cuando participaba en un operativo de búsqueda en aguas próximas a la playa de San Xurxo de Ferrol.