Touriño espera "sumar el mayor número de apoyos" para garantizar un sistema equilibrado de financiación autonómica

Actualizado 04/05/2008 16:41:33 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, señaló hoy que no es partidario de hablar de frentes de varias comunidades para abordar la negociación de la financiación autonómica, aunque consideró necesario "sumar el mayor número de apoyos para garantizar un sistema equilibrado y cohesionador" que beneficie a todos los españoles.

En una entrevista con el diario asturiano El Comercio, realizada a través de cuestionario y recogida por Europa Press, Touriño recordó que las comunidades de la cornisa cantábrica mantienen contactos sobre la cuestión y reiteró su posición en el sentido de que se reconozca que el coste de proveer servicios es diferente en cada territorio.

En esa línea, esperó que el nuevo modelo que surja de la negociación garantice la suficiencia financiera, "no sólo en el momento que se aprueba sino a lo largo del tiempo, así como la prestación de servicios públicos y el disfrute de infraestructuras de igual calidad para todos".

Además, insistió en rechazar que las balanzas fiscales influyan en la negociación, porque "ofrecen una visión distorsionada y parcial de la realidad", tras lo cual recordó que "quienes pagan impuestos son los ciudadanos, en función de su renta, no los territorios".

Finalmente, consideró legítimo que las comunidades fijen en sus Estatutos de Autonomía cláusulas de inversión "cuando, como en el caso de Galicia, existen criterios objetivos para determinar un déficit de inversión por parte del Estado". En todo caso, defendió que respeten el "principio irrenunciable" de la salvaguarda de la solidaridad y la cohesión territorial de España.

INFRAESTRUCTURAS.

Por otra parte, el jefe del Ejecutivo gallego analizó la relación entre Galicia y Asturias y, en materia de infraestructuras, explicó que ambos gobiernos tienen claras sus prioridades, "que pasan por la conexión con la Meseta en los plazos comprometidos", aunque no renuncian al AVE del Cantábrico, con "todas las cautelas medioambientales de forma que no sea lesivo desde ningún punto de vista".

Finalmente, advirtió de que "no puede hablarse en ningún caso de la existencia de un conflicto lingüístico" entre Asturias y Galicia y recordó que la comunidad gallega ha suscrito acuerdos bilaterales con otras autonomías "para favorecer la convivencia".