Vivenda propone dispersar a algunas familias de etnia gitana en zonas distintas al barrio de A Ponte

Actualizado 23/05/2008 20:37:15 CET

Confía en que el conflicto está "en vías de solución" pero pide "discreción" y "un clima de buena voluntad" de las partes implicadas

LUGO, 23 May. (EUROPA PRESS) -

La Consellería de Vivenda planteó hoy varias "alternativas" para solucionar el conflicto abierto en Lugo tras la adjudicación de viviendas a familias de etnia gitana en el barrio de A Ponte. Entre las posibles soluciones, el departamento que dirige Teresa Táboas apostó por reubicar a algunas de estas familias en otros barrios de la ciudad dispersos, siempre que éstas den su consentimiento.

Esta es una de las propuestas debatidas en la reunión que mantuvieron hoy el director xeral del Instituto Galego da Vivenda e Solo, Daniel Pino, el alcalde del Ayuntamiento de Lugo, Xosé Clemente López Orozco, representantes de los vecinos de A Ponte y de Aquilino Iglesia Alvariño, e integrantes del colectivo gitano.

De este modo, la solución planteada pasa por que el Ayuntamiento compre viviendas en diferentes barrios de la ciudad aunque la Consellería de Vivenda aportará una partida presupuestaria para sufragar parte del coste de las mismas.

Además de la reubicación de algunas de las familias gitanas, también acordaron la creación de dos comisiones, una de seguimiento y otra técnica, que se reunirán periódicamente, así como la elaboración de un plan de integración social.

RECUPERAR EL SOSIEGO.

Tras el encuentro en la casa consistorial, que se prolongó durante más de dos horas, Pino aseguró que el conflicto está "en vías de solución" pero recetó "discreción" y "ahondar en un clima de buena voluntad" para resolver este asunto.

También el regidor lucense, que consideró "bueno" este planteamiento, abogó por "recuperar un clima de sosiego" que permita a las administraciones y agentes sociales trabajar "con rigor y discreción" para evitar "cualquier tipo de actitud o declaración discriminatoria".

Asimismo, resaltó la "importancia" de la "implicación" de la Xunta en este asunto y, en concreto, puso el acento en su compromiso económico para adquirir nuevas viviendas.

SATISFACCIÓN DE LOS VECINOS.

Por su parte, el portavoz de los vecinos del barrio de A Ponte, José Antonio Vázquez, se mostró satisfecho tras el encuentro y celebró la "actitud dialogante" de ambas administraciones, así como la "implicación y complicidad" de los representantes del colectivo gitano que acudieron al encuentro.

En todo caso, remitió a "lo que decidan los vecinos" sobre la posible desconvocatoria de las concentraciones que todos los días protagonizan al pie del puente que delimita este barrio ubicado a la izquierda del río Miño.