Actualizado 08/09/2008 18:00 CET

AMPL.- El Consell pedirá la rescisión del acuerdo del Gobierno para que Son Sant Joan participe de la cogestión

PALMA DE MALLORCA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Consell de Mallorca reclamará la rescisión del acuerdo adoptado por el Consejo de Ministros el pasado mes de agosto, por el que el aeropuerto de Son Sant Joan quedaba excluido del modelo de cogestión aeroportuaria, e instará al Govern a mantener una reunión urgente con el Ministerio de Fomento con representantes de la Institución insular y otras administraciones afectadas, a fin de abordar esta cuestión.

Así lo aprobó hoy por unanimidad el pleno del Consell, que rechazó que sólo los aeropuertos con una afluencia de más de 30 millones de pasajeros -El Prat y Barajas- entren en la primera fase del proceso de cogestión. Mediante una moción, la consellera del PP Mabel Cabrer aseveró que Baleares ha sido pionera en analizar los distintos modelos de cogestión, por lo que lamentó la "auténtica bofetada" que ha recibido al no haber sido incluida.

En el marco del nuevo modelo de gestión del ente público, un proyecto cuya duración estimada es de "un mínimo de dos" años, el Gobierno tiene previsto crear una nueva sociedad para la gestión de los aeropuertos en la que dará cabida hasta el 30% al capital privado y en aquellos aeropuertos donde se superen los 30 millones de pasajeros, caso de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, se dará entrada a las comunidades autónomas.

Durante la sesión, Cabrer advirtió de que los beneficios obtenidos en Son Sant Joan "de siempre" han servido para financiar inversiones de la red de Aena en otros aeropuertos, incluyendo la construcción de la T4. A juicio de la dirigente 'popular', la decisión del Gobierno ha sido un "despropósito", al recordar que por el aeropuerto de la capital balear pasan anualmente 23 millones de pasajeros mientras que la instalación que le sigue "de muy lejos", la de Málaga, cuenta con 13 millones.

Asimismo, recriminó que el acuerdo se haya producido en un momento "tan delicado" para las compañías aéreas por la crisis económica, que recordó, ha afectado de forma "muy importante" a Spanair y Futura. Tal y como recalcó, la cogestión permitiría tomar medidas que paliarían esta situación, por lo que abogó por impugnar la medida adoptada por el Ejecutivo central. La moción también manifiesta que dentro del modelo de cogestión "obligatoriamente" debe participar el Consell.

Por su parte, el portavoz de UM en el Consell, Miquel Àngel Flaquer, recordó que su formación lleva "muchos años" reclamando la gestión absoluta del aeropuerto tanto desde el punto de vista económico y logístico, ya que "no queremos compartir la gestión" sino que las instituciones públicas y privadas de las islas se encarguen de ello, "con un modelo monitorizado por el sector público.

ACUERDO EN EL PARLAMENT

A su parecer, las negociaciones deben llevarse a cabo "a todos los niveles", con la consecución de un acuerdo en el Parlament para trasladar al Gobierno que su decisión ha sido "una absoluta vergüenza". "Somos gente moderada y no nos gusta insultar, pero la actitud de la ministra Magdalena Álvarez durante este verano ha sido de burla y prepotencia con Baleares", manifestó el portavoz regionalista, quien lamentó que ni PP ni PSOE hayan tenido "nunca sensibilidad hacia la cogestión en las islas ya que en Madrid a Son Sant Joan lo ven de otra forma".

Mientras tanto, desde el Bloc, su portavoz y vicepresidenta del Consell, Joana Lluïsa Mascaró, manifestó que la cogestión sería "muy importante" para Mallorca y su turismo, al lamentar que en estos momentos los beneficios revierten en todos los aeropuertos.