Armengol aplaude la decisión sobre Son Baco y subraya que el desmarque de UM sólo es "una discrepancia pactada"

Actualizado 14/11/2008 19:39:26 CET

Miquel Ferrer (UM) invita a "reflexionar" sobre el voto contrario de UM y señala que el proyecto aporta valor añadido a Campos

PALMA DE MALLORCA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Consell de Mallorca, Francina Armengol, señaló hoy que ya se ha iniciado el expediente de caducidad del proyecto de campo de golf de Son Baco, en Campos (Mallorca), que llevaba aparejada una oferta complementaria de 328 plazas turísticas más, y aclaró que el desmarque de UM producido hoy en la Comisión insular de Urbanismo se debe a "una discrepancia pactada que nos esperábamos y no a ninguna pelea" entre los socios de gobierno.

En rueda de prensa sobre financiación de municipios y Consells, Armengol apuntó que durante la Comisión, celebrada esta mañana, se ha llegado a la conclusión de que este proyecto no es compatible con la Ley de Medidas Urgentes, que derogó la de Campos de Golf, y de que en Mallorca "no es posible continuar con un crecimiento potencial urbanístico y de oferta residencial y turística ligada a campos de golf".

Así, se mostró "muy contenta" ante la decisión adoptada en Comisión, que contó con cuatro votos a favor de PSIB y Bloc, cuatro en contra de PP y UM, y el voto de calidad de la presidenta de la Comisión, Maria Lluïsa Dubon, para que la propuesta saliera adelante. "Mallorca necesita hacer un redimensionamiento de su crecimiento, que muchas veces está por encima de sus posibilidades", agregó.

Mientras tanto, la próxima semana la presidenta de la institución insular pedirá reunirse con el alcalde de Campos, Guillen Ginard (UM), "consciente" de que éste no comparte la decisión tomada hoy, a fin de analizar los proyectos urbanísticos que en estos momentos están paralizados en el municipio mallorquín. Asimismo, desde este momento se abrirá un periodo de alegaciones en el que se espera que presenten las suyas los promotores del proyecto y "tal vez el Ayuntamiento".

No obstante, resaltó que el consistorio de Campos está realizando un "importante esfuerzo" para proteger su espacio protegido, como es el caso de Es Trenc, y recalcó la necesidad de ver las posibilidades "reales" de crecimiento de los municipios, que "no pasan por la ejecución de un proyecto de gran calado como éste y que no se ajusta a las necesidades de Mallorca".

En concreto, el proyecto de construcción del campo de golf, que se localizaba dentro de la finca de Son Baco y Es Pi, ocupa una extensión de unas 65 hectáreas. Preveía un campo de golf de 18 agujeros, con una sede social, una casa de vigilantes, una piscina de unos 350 metros cuadrados y diversas pistas de tenis. De esta manera, estaba previsto un total de 328 plazas turísticas.

VALOR AÑADIDO PARA CAMPOS

Por su parte, desde UM, su secretario general, Miquel Ferrer, aseveró que la postura de la formación es la misma que pueda defender el consistorio, remarcando que Campos necesita un proyecto de estas características para aportar valor añadido al municipio, por lo que expresó su desacuerdo a la decisión adoptada en la Comisión de Urbanismo.

No obstante, agregó que si el Consell no está de acuerdo con este proyecto, debería compensarlo con el impulso de otra medida que "ofrezca el mismo valor añadido a Campos". En cuanto a las alegaciones, apuntó que esta decisión corresponde adoptarla al Ayuntamiento, al tiempo que invitó a reflexionar sobre el voto contrario de UM emitido durante el debate en torno al proyecto.