El PSIB tacha el primer año de Galmés como "perdido" y le ofrece acordar medidas "si rompe con la extrema derecha"

La portavoz del grupo socialista en el Consell de Mallorca, Catalina Cladera.
La portavoz del grupo socialista en el Consell de Mallorca, Catalina Cladera. - PSIB
Actualizado: lunes, 8 julio 2024 14:10

PALMA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El PSIB en el Consell de Mallorca ha tachado el primer año del presidente insular, Llorenç Galmés, de "perdido" al frente de la institución insular, por lo que le ha ofrecido una serie de acuerdos en tres áreas como turismo, movilidad y territorio "si rompe con la extrema derecha".

Así se ha pronunciado la portavoz socialista en el Consell, Catalina Cladera, quien ha acusado a Galmés de ser el "primer presidente de esta casa que permite entrar a gobernar la extrema derecha", en referencia a Vox, lo que, en su opinión, ha generado "retrocesos" en materia lingüística, de diversidad, memoria democrática y lucha contra el cambio climático.

Al respecto, ha comentado que, de romper el acuerdo de gobierno con Vox, ofrecerán al presidente insular acuerdos para la isla en territorio, con el fin de proteger el suelo rústico y establecer límites, también, con respecto al turismo, para "apostar por el decrecimiento en Mallorca", y en movilidad, con el fin de fomentar el uso del transporte público.

No obstante, ha lamentado que no haya respuesta, lo que ha tildado como una "cobardía" por parte de Galmés, aunque siguen "manteniendo esta propuesta", además de otros 130 puntos que presentarán en los próximos días "para hacer un avance real" en el Consell.

En concreto, ha indicado que Galmés "se ha puesto de perfil" en cuestiones relacionadas con el acceso a la vivienda o los problemas asociados a la masificación turística. En este sentido, ha dicho que el discurso que promueve "no es real" debido a, por ejemplo, el anuncio de promoción de alquileres turísticos en la Serra de Tramuntana.

"Queremos decir bien alto y claro que la Serra de Tramuntana no se toca", ha subrayado Cladera, ya que, en todo caso, se deben "poner límites y preservar" el patrimonio de la Unesco.

Además, ha señalado que no se han clausurado tres inmuebles con oferta turística ilegal que puso en su conocimiento el PSIB y ha insistido en que la Conselleria de Turismo "tiene recursos para cerrarlos y no lo está haciendo", al mismo tiempo que ha afeado que no se conozca la sanción al agroturismo del exdirector general de Transparencia, Jaume Porsell, mientras "sí se legaliza" la propiedad.

En cuanto al decrecimiento de la promoción turística en ferias internacionales, ha considerado que es "una cortina de humo", puesto que la Fundación Mallorca Turismo "tiene el presupuesto más alto de su historia y no se ha visto ninguna rebaja de este organismo".

A su vez, ha recordado que se legalizarán más de 30.000 propiedades gracias a "la amnistía urbanística" --en referencia al decreto de simplificación administrativa del Govern-- sin estudios que indiquen cómo afecta al paisaje o a la eficiencia eléctrica e hídrica el funcionamiento de estas propiedades, que tacha como "el mayor atentado en suelo rústico de Mallorca".

En cuanto a movilidad, ha resaltado que la privatización de la ITV "encarece el servicio a los ciudadanos y empeora su calidad de servicio", sobre todo cuando en la pasada legislatura, ha defendido, "la lista de espera estaba en 13 días, era pública y la más barata de España".

También, ha condenado como "prácticamente delictivo" el desembolso de 43 millones de euros para congelar la tarifa de residuos sólidos urbanos en 2024. "Nunca se había subvencionado tanto una tarifa de residuos", ha afirmado. Lo que, ha dicho, de prolongarse revertirá "en los bolsillos de los mallorquines".

En definitiva, Cladera ha reiterado que en este primer año de legislatura hay "más atascos, más masificación turística y más problemas para acceder a una vivienda", sin que desde el equipo de gobierno se dé "ningún tipo de solución".

Contador

Leer más acerca de: