Sucesos.- La Policía Nacional detiene a dos traficantes que vendían cocaína a domicilio en Palma

Actualizado 04/04/2008 16:18:34 CET
Actualizado 04/04/2008 16:18:34 CET

Sucesos.- La Policía Nacional detiene a dos traficantes que vendían cocaína a domicilio en Palma

PALMA DE MALLORCA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional de Palma detuvo el pasado miércoles, 2 de abril, a dos individuos de nacionalidad colombiana por un presunto delito de tráfico de estupefacientes, ya que vendían 'papelinas' de cocaína desde su domicilio y desde varios vehículos que usaban a modo de "puntos de venta móviles", y servían en ocasiones los pedidos a domicilio a modo de "self service".

Según expuso la Jefatura Superior de este cuerpo de seguridad del Estado, en un comunicado difundido hoy, los dos sujetos vendían la droga por gramos y actuaban en barriadas de la capital balear como Son Gotleu, Son Oliva y s'Escorxador, actividades que fueron seguidas por los agentes durante semanas y que culminaron con su detención y la incautación 250 gramos de cocaína y 28.130 euros en metálico.

En el curso de una de estas vigilancias, el pasado miércoles, 2 de abril, la Policía Nacional interceptó a uno de los clientes en las inmediaciones de la Plaza de Toros, al que se le intervinieron una 'papelina' de cocaína con un peso de un gramo, que, presuntamente, compró a uno de los investigados, F.R., de 41 años de edad, el cual conducía un vehículo marca Fiat.

A continuación, siguieron al supuesto vendedor, que momentos después se reunió con H.G.G., de 31 años de edad, quien "al parecer le entregó un envoltorio de plástico", acción que determinó que fueran detenidos a bordo del citado vehículo, siéndoles intervenidas un total de 32 papelinas de cocaína de las de un gramo, así como 11.765 euros.

Finalmente, la operación culminó con un registro en el domicilio de ambos, siendo intervenidas un total de 245 papelinas de cocaína, otro envoltorio conteniendo 11,7 gramos de la misma sustancia estupefaciente, así como una balanza electrónica y 16.365 euros en metálico, que, sumados a la cantidad anterior, se acercan a los 30.000 euros.

Según el comunicado de la Jefatura Superior, en este caso se da la circunstancia de que dichos individuos, al parecer, tenían previsto abandonar la isla en dirección a su país de origen durante los próximos días con los beneficios obtenidos. Objetivo que ya no alcanzarán, ya que en este momento se encuentran esperando pasar a disposición judicial.