Abren las urnas en Ucrania con el cómico Zelenski como favorito entre pronósticos de una segunda vuelta

Ucrania.- Ucrania elige presidente con un cómico como favorito pero sin ganador
REUTERS / GLEB GARANICH
Publicado 31/03/2019 8:40:56CET

Zelenski, conocido por un programa de televisión, parte como ganador con Poroshenko y Timoshenko buscando la segunda plaza

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

Cinco años después de que Rusia se anexionara Crimea y de que comenzara el conflicto en el este del país, los ucranianos acuden desde las 08.00 de este domingo a las urnas para elegir a su presidente en unas elecciones que no se prevé que arrojen un ganador claro y que deberán dirimirse en segunda vuelta el 21 de abril.

La pugna en esta ocasión será cosa de tres, aunque en total concurren 39 candidatos. Según los sondeos, el cómico Volodimir Zelenski parte como favorito seguido por el presidente actual, Petro Poroshenko, y por la exprimera ministra Yulia Timoshenko. De cumplirse los pronósticos, el joven y novato Zelenski, de 42 años, pasaría a segunda vuelta con uno de los dos veteranos, previsiblemente Poroshenko.

Según el último sondeo publicado el jueves por KIIS, Zelenski se sitúa en el 20,9 por ciento, seguido por Poroshenko con el 13,7 por ciento y Timoshenko, con el 9,7 por ciento. Dado que ninguno parece en disposición de obtener el 50 por ciento de los votos necesarios para imponerse ahora, el 21,5 por ciento dicen que prefieren que el cómico gane en la segunda vuelta, mientras que el 18,3 por ciento se decanta por el mandatario actual y el 10,1 por ciento por la antigua primera ministra.

El meteórico ascenso del cómico ha venido motivado, según coinciden los expertos, por el hartazgo del electorado con el 'establishment' y porque los votantes consideran que Poroshenko no ha cumplido con sus promesas, en particular combatir la persistente corrupción en el país.

"Los ucranianos están cansados del viejo sistema que favorece los intereses especiales corruptos, representados por el antiguo presidente Viktor Yanukovich antes de las protestas del Euromaidán en 2014 y por el actual presidente, Poroshenko", resume Balazs Jarabik, experto de Canergie Endowment for International Peace.

"Para la mayoría de los ucranianos, la injusticia y la impunidad continúan, pese a las muchas reformas del Gobierno postrevolucionario y la marcha hacia la integración con Occidente", añade, subrayando que la participación podría ser determinante este domingo ya que a Zelenski le apoyan principalmente los jóvenes, menos proclives a votar, y por tanto, si es baja, Poroshenko o Timoshenko podrían beneficiarse.

Un reciente sondeo de Gallup ha puesto de manifiesto que solo el 9 por ciento de los ucranianos confían en su Gobierno, el porcentaje más bajo a nivel mundial, donde la media era del 58 por ciento. Además, el 91 por ciento consideran que la corrupción está generalizada en el Ejecutivo y el 12 por ciento confían en la honestidad de los comicios.

ZELENKSI, "UNA CARA NUEVA"

El cómico tiene claro que su mejor baza es que es "una cara nueva" en el mundo de la política. Zelenski debe su fama al papel que interpreta en el programa 'Sirviente del pueblo': el de un profesor de historia de instituto que se termina convirtiendo en presidente después de que un vídeo grabado por uno de sus estudiantes en el que arremete duramente contra la corrupción de la clase política se haga viral.

Algunos reprochan que su personaje y su campaña se han difuminado y no está claro dónde empieza el aspirante a presidente y dónde acaba el actor. De hecho, Zelenski ha llamado a su partido Sirviente del pueblo, como al show que le ha hecho famoso.

En su contra, podría jugar su inexperiencia en política, pero hay quien no duda en compararle con Donald Trump, conocido esencialmente por su programa de televisión y que consiguió ganar las elecciones en Estados Unidos pese a ser un 'outsider' de la política. "Yo no he engañado a la gente (...) Si no tengo experiencia en a lgo, no tengo experiencia. Si no sé algo, lo reconozco honestamente", señalaba recientemente a Reuters en una entrevista.

Zelenski ha hecho de la lucha contra la corrupción su principal arma y ha prometido que si gana presentará una ley para retirar la inmunidad al presidente, los diputados y los jueces, así como la creación de un tribunal anticorrupción independiente al margen de cualquier influencia del jefe de Estado.

Pero hay quien cree que podría ser una marioneta del oligarca Ihor Kolomoiski, propietario de la cadena en la que se emite su programa. El cómico insiste en que su relación con el empresario es meramente profesional y que si es presidente, no le devolverá la propiedad del banco PriveBank, nacionalizado en 2016 en el marco de las reformas exigidas en el sistema financiero por el Fondo Monetario Internacional (FMI). "No estoy loco ni quiero perder mi reputación", aseguró Zelenski.

POROSHENKO, EL PATRIOTA QUE CONTIENE A RUSIA

Por su parte, Poroshenko espera obtener su segundo mandato presentándose ante los ucranianos como el que mejor defiende al país frente a Rusia, si bien en estos cinco años no ha conseguido resolver el conflicto en la región del Donbás, controlada por separatistas prorrusos desde abril de 2014. En su aval también está el acuerdo de asociación alcanzado con la UE en 2017 y que permite que los ucranianos viajen al bloque sin visado.

Sin embargo, esto no parece ser suficiente para una buena parte del electorado, que considera que está más interesado en el dinero que en el país --Poroshenko es empresario y popularmente se le conoce como el 'rey del chocolate' ya que posee una empresa de confitería--. Muchos le reprochan que no ha hecho lo que tenía que hacer frente a la corrupción que salpica a su propio entorno.

TIMOSHENKO, A POR SU TERCER ASALTO

La última con posibilidades en la terna es Timoshenko. Dos veces primera ministra y dos veces en prisión, este será su tercer intento por hacerse con la Presidencia, tras fracasar primero en 2010 frente a Yanukovich y en 2014 frente a Poroshenko.

Aunque tercera en los sondeos, Timoshenko se ve con opciones de pasar a la segunda vuelta. Su campaña ha hecho equilibrios para combinar su promesa de que seguirá cooperando con el FMI y de que dará marcha atrás a la subida del precio del gas doméstico que el órgano ha fijado como condición para ofrecer más préstamos. Timoshenko ha tildado de "genocidio" la subida, lo que le ha hecho ser tildada de "populista" por sus detractores.

Para la antigua primera ministra el rival a batir es Poroshenko, contra quien pidió un proceso de destitución en febrero por las denuncias de corrupción que le han salpicado y al que ha asegurado que juzgará si es elegida.

Según ella, en los últimos cinco años se ha construido una "pirámide de corrupción". "Creemos que ganaremos la campaña presidencial y que el presidente, y su entorno criminal corrupto, será llevado ante la justicia", ha asegurado a Reuters.

SIN CANDIDATO DE MOSCÚ

Los comicios de este domingo serán seguidos con interés desde Moscú pero, al contrario que en el pasado, en esta ocasión el Kremlin no parece en posición de poder influir ya que "cualquier apoyo desde Moscú probablemente perjudicaría a los candidatos", destaca Konstantin Skorkin, de la sección rusa del 'think tank' Carnegie.

En todo caso, a Rusia le beneficiaría la derrota de Poroshenko puesto que "Timoshenko tiene un historial de interacciones con Vladimir Putin", el presidente ruso, y Zelenski carece de experiencia, destaca Skorkin. No obstante, el hecho de que el mandatario actual pueda ser tildado de "marioneta occidental y oligarca corrupto" podría ayudar al Kremlin a vender sus intereses, añade.

"Zelenski probablemente estará en la segunda vuelta frente a Poroshenko o Timoshenko lo que significa que habrá una competición entre lo viejo y lo nuevo", resume Robert Brinkley, presidente del Foro Ucrania en el 'think-tank' Chatham House. Así pues, subraya, los ucranianos deberán decidir si "votan por un completo novato y 'outsider'" o, haciendo caso a "su instinto de cautela", se decantan por "el mal que conocen mejor que alguien desconocido".

Contador

Para leer más