ACNUR dice que el número de desplazados internos en Libia se ha duplicado desde septiembre

Publicado 01/07/2015 6:19:16CET

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha afirmado este martes que el número de desplazados internos en Libia se ha duplicado desde septiembre de 2014, llegando hasta los 434.000.

La agencia ha manifestado que la cifra podría ser aún mayor debido a que tiene un acceso limitado al país y a que está llevando a cabo la operación a través de contactos locales "que son incapaces de llegar a las áreas afectadas a causa de la volátil situación".

"Esto reduce la comunicación y la supervisión, y por estas razones las figuras son una estimación", ha dicho la portavoz de ACNUR en Ginebra, Melissa Fleming.

Las figuras facilitadas están integradas por 83.697 familias, calculados según los datos nacionales recopilados por la agencia y sus socios en los comités locales de crisis, las autoridades locales y las organizaciones no gubernamentales involucradas en la entrega de ayuda a los desplazados.

ACNUR ha manifestado que los combates esporádicos en el sur y el reinicio de las tensiones tribales entre las comunidades tebu y tuareg han provocado que la situación amenace con prolongarse y que muchos desplazados no puedan regresar a sus viviendas.

"La situación de los desplazados sigue siendo fluida en la mayoría de las áreas, pero especialmente en los alrededores de Trípoli y Warshafana, donde la destrucción de las casas impide el regreso de los desplazados y sigue siendo de gran preocupación", ha dicho Fleming.

Alrededor de 105.000 personas, una cuarta parte de la población de desplazados, se encuentra en Benghazi (este), ciudad sobre la que ACNUR ha expresado su preocupación por el colapso del sector sanitario, el cierre de más de 60 escuelas y universidades y el alto nivel de criminalidad.

"El conflicto en Libia ha dañado la seguridad de los civiles y ha impedido el regreso seguro de desplazados internos a Misrata, Trípoli, Warshafana y las montañas de Nafusa, en el oeste del país, y Awbari, en el sur", ha agregado la agencia.

Así, ha indicado que las condiciones de vida de los desplazados internos varían según el área, si bien son duras para muchos de ellos, particularmente en el sur de Libia.

"Pese al incremento de los desafíos, hemos distribuido ayuda no alimentaria a 10.000 desplazados en Misrata desde el mes de mayo. La distribución ha tenido como objetivo las nuevas comunidades de desplazados y los grupos vulnerables", ha resaltado Fleming.

ACNUR ha puntualizado que otros socios están entregando ayuda alimentaria y de socorro en Zintan y las montañas de Nafusa (70.000 personas), Warshafana (30.000 personas), Zawiya (20.000 personas) y los alrededores de Trípoli (más de 30.000 personas).

Por último, la agencia facilita además ayuda médica a los refugiados y solicitantes de asilo de las zonas urbanas y apoyo financiero a los grupos más vulnebrales en Trípoli y Benghazi.

Para leer más