Ascienden a 25 los muertos por una explosión en una fábrica de Hodeida

Publicado 01/04/2015 21:10:20CET

ADÉN, 1 Abr. (Reuters/EP) -

Al menos 25 personas han muerto a causa de la explosión que se ha registrado este miércoles en una fábrica de la ciudad de Hodaida, en el oeste de Yemen, según han informado fuentes médicas actualizando así el balance de víctimas.

Sin embargo, el diario digital 26 de Septiembre, vinculado a los huthis, ha asegurado que hay 37 muertos y 80 heridos y que la explosión obedece a "los agresivos ataques aéreos (de la coalición internacional liderada por Arabia Saudí) que han atacado dos fábricas durante la noche".

Residentes locales consultados por Reuters han confirmado que la fábrica fue alcanzada por un ataque aéreo a primera hora del miércoles. Otros, en cambio, han asegurado que fue alcanzad por cohetes lanzados desde una base militar leal al ex presidente Alí Abdulá Salé.

Por su parte, el portavoz de la coalición internacional ha atribuido las explosiones al fuego de mortero y a los cohetes Katyusha lanzados por los huthis y sus aliados. "Son los únicos que han atacado la fábrica", ha sostenido el general Ahmed Asseri.

Asseri también ha culpado a los huthis del ataque contra un campamento de refugiados del norte de Yemen que dejó 40 muertos. "Fue atacado con morteros de las milicias chiíes", ha afirmado en declaraciones a la prensa desde Riad.

CRISIS YEMENÍ

Arabia Saudí ha asumido el liderazgo de la 'Operación Tormenta Definitiva', con la que, junto a una decena de países árabes, entre ellos Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Qatar, Kuwait, Egipto y Marruecos, intenta "repeler a las milicias huthis, Al Qaeda y el Estado Islámico" en Yemen.

Las monarquías del Golfo Pérsico temen que la influencia de Irán en la región se extienda con el ascenso de los huthis al poder, en medio de la inestabilidad generada por el conflicto iraquí y la guerra civil en Siria.

El presidente yemení, Abdo Rabbu Mansur Hadi, había apelado directamente al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en una carta para que autorizara una intervención militar para frenar "la agresión de los huthis" contra su Gobierno.

La crisis política en Yemen, fruto de las disputas internas no resueltas con la caída del Gobierno de Salé, en 2011, se agravó el pasado mes de septiembre con la irrupción en Saná de los rebeldes chiíes.

Los huthis, que históricamente han reivindicado mayor autonomía para el norte de Yemen, llevaron a Hadi y su Gobierno a dimitir en bloque el pasado mes de enero, evidenciando así la pugna por el control de un país al borde de la guerra civil.

Para leer más