Al Assad afirma que ya hace tiempo que hubiera sido derrocado "como el sha" si no le hubiese apoyado su pueblo

Actualizado 05/07/2012 14:16:01 CET

ANKARA, 5 Jul. (Reuters/EP) -

El presidente de Siria, Bashar al Assad, ha advertido de que ya hace tiempo que hubiera sido derrocado "como el sha" de Irán si no hubiese contado con el apoyo de su pueblo y ha asegurado, en este sentido, que "la inmensa mayoría" de los ciudadanos del país están con él en su lucha contra el "terrorismo".

"Todos habían calculado que caería en poco tiempo, pero todos habían calculado mal", declaró Al Assad al diario turco 'Cumhuriyet', en la tercera parte de una entrevista cuyas dos primeras entregas fueron publicadas el martes y el miércoles de esta semana.

Según el mandatario sirio, el país vive acosado por grupos armados islamistas enviados por "países árabes malévolos" y amenazado por la enemistad occidental y la hostilidad turca.

"La gran partida contra Siria está siendo mayor de lo que esperábamos", admitió. "El objetivo es dividir a Siria o sumergirla en la guerra civil", prosiguió. "La lucha contra el terrorismo continuará de forma decidida y vamos a derrotar al terrorismo", aseveró. La "inmensa mayoría del pueblo piensa igual que yo en este asunto", manifestó.

En un momento de la entrevista, Al Assad se comparó a sí mismo con el último sha de Irán, derrocado por la Revolución Islámica de 1979. "Dirigía el país más importante de la región, disponía de un Ejército poderoso y tenía el apoyo de todo el mundo. ¿Fue acaso capaz de resistir a su pueblo? No", declaró. "Si yo hubiera estado en la misma situación, si no hubiera tenido al pueblo conmigo, yo no hubiera podido resistir, hubiera sido derrocado", proclamó. "¿Cómo es que sigo aquí?", añadió.

"Ningún poder, por muy poderoso que sea, puede derrotar a una verdadera revolución popular", afirmó Al Assad. "No obstante, nos estamos enfrentando a grupos terroristas, no al pueblo. Y estamos en guerra porque debemos protegernos a nosotros mismos y a nuestro pueblo", manifestó.

"Analicemos la situación: Estados Unidos es mi enemigo, todo Occidente es mi enemigo, los países vecinos son mis enemigos", explicó. "Yo sigo aquí gracias a mi pueblo, ¿por qué habría de matar yo a un pueblo que me apoya?", se preguntó.

EL RESTO DE LA ENTREVISTA

En la primera parte de la entrevista a 'Cumhuriyet', Bashar al Assad aseguró que desearía que las Fuerzas Armadas sirias no hubieran derribado el mes pasado un avión militar turco que, según la versión de Damasco, había entrado sin permiso en su espacio aéreo. Asimismo, en la segunda parte denunció que Turquía se había convertido en "partícipe" de "todos los actos sangrientos" registrados en Siria a causa de la decisión del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, de interferir en los "asuntos internos" de Damasco y de apoyar "logísticamente" a los "terroristas".

Aunque 'Cumhuriyet' no ha precisado cuándo entrevistó a Al Assad, éste se refirió a la reunión internacional celebrada el pasado sábado en Ginebra y organizada por el representante especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan.

Al respecto, el dirigente sirio se mostró satisfecho con la declaración que realizaron al término del encuentro los países participantes (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, Turquía, Irak, Kuwait y Qatar), que señalaron la necesidad de que en Siria se forme un gobierno de transición, aunque no aclararon si para ello Al Assad debería dimitir.

"Solo hay una cosa que me interesa del texto, y es esta frase: 'El futuro de Siria lo decidirá el pueblo sirio'. Con que esa frase esté ahí, para nosotros ya es suficiente", destacó el presidente. "Debatiremos sobre cualquier tema dentro de un marco que reconozca la soberanía siria, pero no permitiremos ninguna injerencia en ella", advirtió.