20 de febrero de 2020
 

Australia.- El primer ministro australiano defiende que no se autorice a personas con VIH a emigrar a Australia

Actualizado 13/04/2007 12:22:56 CET

SIDNEY, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro australiano, John Howard, defendió hoy que no se autorice a las personas que hayan contraído el VIH a emigrar a Australia, en declaraciones a la emisora Southern Cross Radio.

"Me gustaría recibir un poco más de consejos e información sobre esta cuestión, pero mi reacción inicial es no", aseveró. "Puede haber algunas preocupaciones humanitarias que podrían atemperar esta medida en algunos casos, pero de primeras no", añadió.

Howard hizo estas declaraciones en respuesta a un estudio realizado por el Departamento de Sanidad de la región de Victoria, según el cual se ha producido un aumento del número de personas seropositivas que están llegando al estado.

La normativa actual, según el Departamento de Inmigración, requiere que los residentes que tienen un visado permanente sean mayores de 15 años y se sometan a un análisis para determinar si tienen sida.

"Un análisis positivo o negativo de VIH no llevará necesariamente a denegar el visado", afirma el Departamento, precisando que "el principal factor a tener el cuenta es el coste de esta situación sanitaria al sistema de Salud de Australia y a los servicios comunitarios".

Pero Howard se mostró hoy dispuesto a que esto se modifique. "Creo que deberíamos tener las condiciones más estrictas posible en relación con esta cuestión en todo el país (...) y sé que el ministro de Sanidad (Tony Abbott) está examinando el modo de endurecer las cosas". "La gente tiene derecho a estar preocupada", añadió el primer ministro.

En este sentido, recordó que Australia ya ha prohibido a personas con tuberculosis entrar en el país, de ahí el que ahora apoye que tampoco se autorice la entrada a portadores de VIH. Desde el Centro Legal VIH/Sida han advertido al jefe de Gobierno de que no es correcto vincular ambas enfermedades, ya que la tuberculosis se transmite con mayor facilidad.

Asimismo, según este centro, la "gran mayoría" de los pacientes con VIH ven denegada su entrada en Australia. "Aunque la ley de emigración no es discriminatoria, los comentarios de Howard sí lo son" por eso el centro, citado por el portal 'News.co.au', reclama que se investigue a Howard "por comentarios que podrían equivaler a una difamación".