Las autoridades devuelven a Tsvangirai su pasaporte, permitiéndole asistir a la reunión de la SADC

Actualizado 14/08/2008 20:36:03 CET
Actualizado 14/08/2008 20:36:03 CET

Las autoridades devuelven a Tsvangirai su pasaporte, permitiéndole asistir a la reunión de la SADC

crisis zimbabue

Foto de la Noticia
Foto: Reuters + Ampliar




   HARARE, 15 Ago. (Reuters/EP) -

   Las autoridades de Zimbabue devolvieron ayer su pasaporte al principal líder de la oposición, Morgan Tsvangirari, pocas horas después de habérselo incautado, por lo que finalmente podrá acudir a la reunión que la Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC) mantendrá este fin de semana en Sudáfrica con el objetivo de conocer el estado de las negociaciones de paz con el presidente, Robert Mugabe, para formar un Gobienro de unidad.  

   Tsvangirai, que ha estado utilizando documentos de emergencia para viajar desde que las autoridades se negaran a renovar su pasaporte, que expiró el pasado mes de junio, podrá viajar a Sudáfrica y participar en la reunión. "Ahora tienen sus pasaportes. Despegarán a las 18.00 (hora española)", indicó un miembro del MDC, Andrew Chadwick.

   Horas antes, los servicios de inteligencia zimbabuenses en el aeropuerto de Harare confiscaron el pasaporte del líder del partido opositor Movimiento para el Cambio Democrático (MDC) y otros miembros de su partido cuando se disponían a partir rumbo a Sudáfrica.

   "Han incautado nuestros pasaportes. Esto es un reflejo de su falta de sinceridad. Quieren dialogar con nosotros, pero se continúan comportando como 'hooligans'", señaló después del incidente el secretario general del MDC, Tendai Biti. "No podemos viajar sin nuestros pasaportes. No hay forma. De cualquier manera, el avión ha despegado y Tsvangirai se ha marchado (a casa). No tiene paciencia para esto", añadió.

   Tsvangirai y Biti fueron detenidos por los servicios de inteligencia durante un breve periodo de tiempo en el aeropuerto. Fue entonces cuando les confiscaron sus documentos. "Operarios de Organización Central de Inteligencia (CIO) incautaron los pasaportes de los líderes del MDC y les detuvieron brevemente", indicó el partido en un comunicado.  

   Poco antes de ser detenido, y desde el propio aeropuerto internacional de Harare, Tsvangirai aseguró que las negociaciones entre el MDC y el ZANU-PF para la formación de un gobierno de unidad iban a reanudarse. En declaraciones a los medios de comunicación, Tsvangirai consideró que las negociaciones no pueden ser juzgadas únicamente por llegar a un punto muerto en una sola cuestión, a lo que añadió que siempre habrá gente que lo resuelva.

   A la pregunta de si es optimista sobre un futuro acuerdo, el líder opositor respondió: "Por supuesto, ¿obtuvimos nuestra independencia después de cuántas conversaciones? Cientos", al tiempo que insistió en que está seguro de que el diálogo se retomará.

   Las negociaciones se dieron inicio para tratar de poner fin a una crisis política iniciada el pasado mes de marzo tras la celebración de elecciones en Zimbabue. En la primera vuelta, el MDC ganó las elecciones pero sin la representación necesaria para gobernar, por lo que fue necesaria la celebración de una segunda vuelta a finales de junio.

   El MDC acusó al ZANU-PF de haber manipulado los resultados de marzo y de haber iniciado una campaña violenta contra sus militantes en todo el país durante los siguientes meses. El hostigamiento y las reiteradas detenciones sufridas por sus miembros y electores en las semanas previas a la segunda vuelta, obligando al partido de Tsvangirai a retirar su candidatura de las elecciones, por lo que Mugabe, que gobierna el país desde 1980, fue reelegido como presidente.