Publicado 26/02/2019 17:19CET

Al Bashir reestructura el Consejo Militar de Sudán en medio de las multitudinarias protestas en su contra

Omar al Bashir
REUTERS / MOHAMED NURELDIN ABDALLAH - Archivo

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Sudán, Omar Hasán al Bashir, ha aprobado este martes un decreto reestructurando el Consejo Militar y ha nombrado al hasta ahora 'número dos' del organismo como secretario de Estado para Defensa, en el marco de su respuesta a las multitudinarias manifestaciones contra su mandato.

Según las informaciones facilitadas por la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA, la mayoría de los miembros del Consejo Militar, integrado por ocho personas, han cambiado posiciones, sin que haya más detalles al respecto.

Un portavoz del Ejército citado por la agencia ha señalado que se trata de "cambios normales, de rutina, que tienen lugar de vez en cuando", sin pronunciarse tampoco sobre los motivos de Al Bashir para proceder a la reestructuración.

El mandatario publicó el lunes una serie de decretos con medidas en respuesta a la mayor ola de protestas en décadas en el país árabe que incluye la prohibición de cualquier tipo de manifestación que no haya recibido autorización previa.

La Presidencia emitió una nota oficial que incluye además la prohibición de cualquier tipo de comercio o acaparamiento de productos petroleros y mercancías subsidiadas y una nueva normativa sobre el transporte de moneda extranjera y oro.

Además, las fuerzas de seguridad tendrán permiso para registrar cualquier edificio, restringir el movimiento de las personas y el transporte público, para incautarse de propiedades en el marco de investigaciones y para detener a sospechosos de delitos tipificados en la normativa sobre el estado de emergencia.

Igualmente Al Bashir autorizó a la Fiscalía a revocar la inmunidad parlamentaria de cualquier político y crea unos nuevos tribunales para casos relacionados con el estado de emergencia.

El presidente declaró el 22 de febrero el estado de emergencia durante un periodo de un año, disolvió los gobiernos estatales y central y suspendió el proceso de reforma constitucional para habilitarle para una nueva reelección en los comicios de 2020.

LAS PROTESTAS CONTRA AL BASHIR

El país ha sido escenario de multitudinarias manifestaciones desde finales de diciembre para pedir la salida del poder de Al Bashir y protestar contra el empeoramiento de las condiciones de vida.

Hasta el momento, las autoridades han contabilizado más de 30 muertos en el marco de las manifestaciones, incluidos dos policías. Grupos de Derechos Humanos estiman en al menos 40 los fallecidos durante estas protestas, las más importantes desde que Al Bashir llegó al poder en un golpe de Estado en 1989.

Un asesor de la Presidencia de Sudán rechazó a principios de febrero los llamamientos a favor de la creación de un gobierno de transición y reiteró que la salida del poder de Al Bashir tendrá lugar únicamente a través de las urnas.

En discursos previos, Al Bashir ha responsabilizado de las protestas a "agentes" extranjeros y ha retado a sus rivales a tratar de llegar al poder a través de las urnas. Asimismo, ha advertido de que no permitirá ninguna 'Primavera Árabe', en alusión a la ola de protestas que sacudió Oriente Próximo y el norte de África en 2011.

Sobre Al Bashir pesa una orden de arresto del Tribunal Penal Internacional (TPI) por genocidio y crímenes contra la Humanidad por los presuntos abusos cometidos en la provincia de Darfur. Hasta ahora se ha librado del procesamiento al evitar su detención viajando sólo a países aliados.

Para leer más