Bolivia.-Bolivia vive con expectación el referéndum de autonomía de Santa Cruz, que para el Gobierno es "ilegal"

Actualizado 04/05/2008 10:51:45 CET

La consulta podría agravar la crisis política en el país y se teme que incluso puedan producirse altercados violentos

LA PAZ, 4 May. (EUROPA PRESS) -

Bolivia vive con incertidumbre y temor ante la posibilidad de que se produzcan altercados de violencia hoy, cuando cerca de un millón de habitantes del departamento opositor de Santa Cruz están llamados a decidir su referéndum de autonomía, en una consulta popular que el Gobierno del presidente, Evo Morales, considera "ilegal".

El estatuto de autonomía del departamento cruceño no está contemplado en el proyecto de nueva Constitución Política que lleva adelante el Gobierno de Morales, el cual prevé cambios en la forma de Estado unitario y otorga atribuciones, pero limitadas, a las prefecturas (gobernaciones) en los nueve departamentos bolivianos.

El futuro gobierno autónomo de Santa Cruz, una de las provincias más ricas y con mayores recursos naturales, estaría formado por un gobernador y una asamblea que tendría capacidad de legislar y atribuciones que le permitirían designar a las autoridades judiciales, electorales y tributarias.

En cuanto a las competencias "exclusivas" a las que aspira Santa Cruz figuran la política de tierras, impuestos, telecomunicaciones o transporte terrestre y ferroviario, así como la posibilidad de firmar acuerdos a nivel internacional o la creación de una policía departamental, lo que en realidad supondría un alto nivel de independencia respecto del Ejecutivo nacional.

Además, las altas autoridades de las 15 provincias del departamento de Santa Cruz dispondrían de inmunidad y sólo podrían ser juzgados por la Corte Suprema, en caso de que la asamblea autonómica lo permitiese.

Otro de los puntos en conflicto con el Gobierno de Evo Morales es que el estatuto reconoce las lenguas y los pueblos indígenas de los chiquitanos, los guaraníes, los guarayos, los ayoreos y los mojeños, pero no incluye a los aymaras y a los quechuas, que residen principalmente en las tierras altas del oeste del país y que son favorecidos por la administración central.

Aunque las encuestas indican que probablemente ganará el 'Sí' en el referéndum, los seguidores del mandatario nacional han llamado a boicotear la consulta popular, calificada de ilegítima por el Ejecutivo central.

Ayer mismo, a menos de 24 horas de la realización de la consulta, el portavoz del Gobierno, Iván Canelas, aseguró que el Ejecutivo no está preocupado por el resultado comicial del 4 de mayo, ya que aunque el 'Sí' ganara con una mayoría indiscutible, el referéndum sigue siendo "ilegal" y por lo tanto la Prefectura tendrá que negociar el documento que "es incompatible" con la Constitución de Bolivia.

"Para nosotros el resultado ni siquiera nos preocupa, porque sabemos que esto es ilegal, sabemos que no es legítimo, sabemos que ya tiene tantos problemas, la ciudadanía ya lo sabe, ya ha podido percibir, de manera que no estamos pensando en los resultados, sino que el país debe enmarcarse en un proceso realmente de institucionalidad, de diálogo, de conciliación y de acuerdos", declaró Canelas a la emisora Radio Fides.

A pesar de esta seguridad, el portavoz de la Presidencia boliviana reconoció que hay preocupación por cómo se manejen los resultados, y agregó que debido a que no habrá observadores internacionales al no ser un referéndum autorizado, ha pedido personalmente "a los periodistas que han viajado, tanto nacionales como internacionales que sean, en definitiva ellos, los fiscalizadores".

DUDOSO RECHAZO DE LA OEA

El viernes, el Gobierno de Evo Morales pidió a la Organización de Estados Americanos (OEA) que rechazar el referéndum de Santa Cruz, ya que el Ejecutivo sostiene que la consulta amenaza con desatar actos de violencia en el país.

El ministro de Asuntos Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca, pidió durante la reunión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA apoyo para el Ejecutivo de Evo Morales, el cual está "legalmente constituido" así como "un rechazo" a los intentos de "romper el orden constitucional".

"Solicito al consejo permanente (...) el respaldo al Gobierno legalmente constituido, al estado de derecho y a la institucionalidad democrática en Bolivia, rechazando cualquier intento de romper el orden constitucional", dijo Choquehuanca ante el organismo interamericano.

El ministro estimó que la consulta convocada por el departamento gobernado por la oposición es "incompatible con el sistema interamericano" y en concreto con la Carta Democrática Interamericana.

Al término de la reunión extraordinaria del Consejo Permanente, el organismo interamericano aprobó en una resolución su posición de respaldo al presidente Evo Morales, aunque no rechazó el referéndum autonómico, tal y como exigía La Paz.

La resolución muestra su apoyo a "la institucionalidad democrática, al diálogo y a la paz de Bolivia" y de defensa del uso de la "vía pacífica" en el país y llama al Gobierno y a los prefectos de la oposición a que sitúen sus acciones dentro del "respeto al estado de derecho" y eviten las acciones que puedan provocar "la ruptura de la paz, el orden constitucional" o que puedan "afectar a la convivencia entre los bolivianos".

LAS PREDICCIONES DE FIDEL CASTRO

Durante las últimas 'Reflexiones del compañero Fidel', el ex jefe de Estado cubano Fidel Castro advirtió este jueves del riesgo de golpe de Estado en Bolivia debido a la problemática consulta y alertó sobre los "dramáticos acontecimientos" que podría sufrir el país andino "en días o tal vez horas" en contra de Evo Morales.

Esta consulta departamental para Fidel Castro forma parte de un "plan yanqui (estadounidense), pérfidamente concebido", que podría "utilizar algunos sectores militares antipatriotas para librarse de Evo (Morales) en aras de la unidad".

"El imperialismo se empeña en desintegrar a Bolivia y someterla a trabajo enajenante y hambre", gracias a los "oligarcas" de Santa Cruz, quienes "aspiran a declararse independientes" con "el apoyo del imperio", mediante su programa de consultas populares, las cuales, según Castro, son apoyadas por los medios de comunicación, que "han preparado el terreno y la opinión de los votantes con todo tipo de ilusiones y engaños".

Asimismo, el ex mandatario cubano insiste en su último escrito que "la consigna del imperialismo" estadounidense es "castigar y deshacerse" del presidente boliviano, por lo que anuncia que no se quedará callado ya que es "el momento de la denuncia y la verdad".

Finalmente, señaló que para los pueblos y gobiernos de América Latina ésta "será una prueba de fuego" en la que los médicos y profesores cubanos que trabajan en el país andino dentro de los programas de cooperación conjuntos "no abandonarán a sus pacientes y alumnos" allí donde desempeñan "su noble y pacífico trabajo".

ESCENARIOS

En definitiva, un total de 935.959 cruceños están convocados al referéndum de hoy, según datos de la Corte Departamental de Santa Cruz. En caso de que gane abrumadoramente el 'Sí', Morales se vería forzado a negociar mayores competencias pero no sólo para Santa Cruz, sino para los nueve departamentos bolivianos, lo que podría incluso obligarle a revisar el texto propuesto como nueva Constitución Política del Estado.

En caso de que Morales no aceptara el resultado, se teme que puedan desatarse episodios de violencia que se sumarían a la crisis política que vive el país por distintos motivos. Además, los cruceños podrían ser respaldados por los otros tres departamentos que también aspiran a lograr una mayor autonomía, como son Beni, Tarija o Pando, lo que enfrentaría al Ejecutivo de Morales con casi medio país, y precisamente con los cuatro departamentos más ricos y desarrollados, que se conocen comúnmente como la 'Media Luna'.