Borrell se abre a mantener fondos a UNRWA en marzo e insta a Israel a demostrar acusaciones

El comisionado general de la UNRWA, Philippe Lazzarini, la ministra de Desarrollo belga, Caroline Gennez, y el Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell
El comisionado general de la UNRWA, Philippe Lazzarini, la ministra de Desarrollo belga, Caroline Gennez, y el Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell - Europa Press/Contacto/JONAS ROOSENS
Publicado: lunes, 12 febrero 2024 18:13

Avisa que cancelar UNRWA solo empeorará la situación de los refugiados palestinos en todo Oriente Próximo

BRUSELAS, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell, se ha abierto ese lunes a mantener los fondos de la Unión Europea a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA), rechazando poner el mes de marzo como plazo para decidir sobre nuevas partidas, a la espera de la investigación interna sobre las acusaciones de que miembros de su personal participaron en los ataques de Hamás del pasado 7 de octubre, y ha instado a Israel a aportar pruebas que demuestren sus acusaciones contra la agencia de la ONU.

En rueda de prensa tras el encuentro de ministros de Cooperación en Bruselas, en el que ha participado también el comisionado general de la UNRWA, el responsable de Exteriores de la UE ha subrayado que la petición de la Comisión Europea era que el organismo lanzara una investigación interna y que Bruselas participara en una auditoría sobre el funcionamiento de los controles internos de la agencia.

De esta forma, ha abierto la puerta a mantener la financiación europea prevista para principios de marzo y que consiste en 82 millones "críticos" para el funcionamiento de la agencia. "Nunca se pidió acabar la investigación sino lanzarla. Somos suficientemente inteligentes para entender que esto no se puede acabar en 20 días. Lanzar significa lanzar, y terminar es terminar", ha indicado. En su comunicado a finales de enero, Bruselas subrayó que las próximas decisiones respecto a los fondos que facilita a la UNRWA se determinará a la luz de los resultados del informe.

En todo caso, Borrell ha recalcado que Israel tiene que sustentar sus imputaciones a la agencia de la ONU ya que "es cosa de quien acusa probar sus acusaciones y no del acusado". En este sentido, ha apuntado que no cuenta con pruebas por parte de Tel Aviv y ha lamentado que haya quien sigue "ciegamente" las acusaciones sin tener pruebas sobre la mesa. "Espero que no me llamen antisemita por decir esto", ha apuntado, tras recalcar que "acusaciones son solo acusaciones".

Respecto a la continuidad de UNRWA, después de que una quincena de países, entre ellos Alemania, Reino Unido, Alemania o Países Bajos anunciaran que congelaban nuevas partidas al organismo a la luz de las acusaciones de Israel, el Alto Representante ha subrayado que liquidar la agencia sería algo "deplorable" pero responsabilidad de la comunidad internacional.

Así ha avanzado que cancelar la agencia de la ONU sería "hacer el problema de los refugiados palestinos aun mayor", por lo que ha afirmado que está en el "interés de todos", incluyendo Israel, preservar este organismo pese a que el gobierno "no esconde que quiere cancelar la agencia".

Según ha reivindicado Borrell, UNRWA ha trabajado durante 70 años "con Hamás y sin Hamas" y no existe "hay alternativa" al trabajo irremplazable que realiza la agencia ofreciendo servicios públicos y educación a millones de palestinos en Gaza, Cisjordania, Siria, Líbano y Jordania.

LAZZARINI: "SERÍA MIOPE DESMANTELAR UNRWA"

De lado de UNRWA, comisionado general, Philippe Lazzarini, ha confirmado que hay más de 400 millones congelados por distintos países, aunque no maneja un calendario exacto de cuándo tendrá lista la investigación interna sobre las acusaciones vertidas por Israel. Ha indicado que la cuestión está en mano de la sede central de la agencia en Nueva York y espera que pueda haber resultados en un mes.

Lazzarini ha reconocido que la contribución de las instituciones europeas, de 82 millones en marzo, es "crítica" y que la agencia tendrá un déficit negativo desde marzo que irá incrementando desde abril, tras recalcar que necesita en torno a unos 60 millones al mes solo para afrontar los pagos a sus 30.000 empleados.

En todo caso, ha subrayado que desmantelar la agencia iría contra el fallo de la Corte Internacional de Justicia ya que el colapso de la UNRWA no ayudaría a responder a la crisis humanitaria de la que alertó el tribunal internacional. "Somos la principal plataforma humanitaria que da apoyo a otros operadores para estar presentes en Gaza", ha reivindicado.

En este sentido, ha indicado que el fin de UNRWA sería "extraordinariamente miope", ya que hay cuestiones como programas de educación a los niños en Gaza que no puede ser realizado por otra organización, al igual que una serie de servicios que ofrece la agencia y que no hay ninguna administración que pueda brindar en la Franja. Y ha valorado que los programas de la UNRWA incluyen aspectos como igualdad de género o pensamiento crítico, por lo que suponen una "alternativa" a la educación que impulsa Hamás.

Sobre la situación en Rafá, el responsable de la agencia ha afirmado que hay un "profundo sentimiento de pánico y ansiedad" respecto a la operación militar de Israel en esa zona, asegurando que la población civil está pagando un "precio indecible". "El 5 por ciento de la población de Gaza ha muerto, resultado herida o desaparecida en los últimos cuatro meses", ha apuntado.

Lazzarini ha alertado del peligro de hambruna en el norte de la Franja, donde ha asegurado que sigue viviendo 300.000 personas a las que la UNRWA no ha podido entregar ayuda humanitaria desde finales de enero. En este sentido, ha asegurado que la presión militar israelí es cada vez más asfixiante y dificulta las operaciones de la agencia en Gaza, apuntando que un camión con ayuda humanitaria fue saqueado en Rafá, como ejemplo que UNRWA opera en un entorno cada vez más inseguro.

Contador