Publicado 14/04/2015 04:10CET

Buhari promete hacer todos los esfuerzos necesarios para liberar a las niñas secuestradas en Chibok

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente electo de Nigeria, Muhamad Buhari, ha prometido este martes hacer todos los esfuerzos necesarios para liberar a las niñas secuestradas hace un año por la secta islamista Boko Haram en la localidad de Chibok, si bien ha reconocido que no está claro si podrán ser localizadas.

En un comunicado publicado con motivo del aniversario del secuestro, Buhari ha destacado que "es momento de reflejarse en el dolor y el sufrimiento de las víctimas, sus amigos y familiares a causa de este horrible crimen", según ha informado el diario nigeriano 'Punch'.

"No sabemos si las niñas de Chibok pueden ser secuestradas. Su paradero sigue siendo desconocido. Por mucho que lo desee, no puedo prometer que vayamos a encontrarlas. Sin embargo, digo a cada padre, familiar y amigo de las niñas que mi Gobierno hará todo lo posible para llevarlas a casa", ha dicho.

"Lo que puedo prometer con total certeza es que, a partir del primer día de mi Gobierno, Boko Haram conocerá la fuerza de nuestra voluntad colectiva y el compromiso de expulsar de la nación el terror y traer de vuelta la paz y la normalidad a las zonas afectadas", ha agregado.

En este sentido, Buhari ha subrayado que su administración actuará de forma diferente al Gobierno encabezado hasta la fecha por Goodluck Jonathan, resaltando que "no sólo escuchará a los llantos de los ciudadanos, sino que responderá de forma acorde".

Al menos 2.000 mujeres y niñas han sido secuestradas por Boko Haram desde el comienzo de 2014 y muchas han sido forzadas a la esclavitud sexual y entrenadas para luchar, según un informe de Amnistía Internacional publicado con motivo del primer aniversario del secuestro.

El informe 'Nuestra labor es disparar, asesinar y matar: el reinado del terror de Boko Haram' documenta los múltiples crímenes de guerra y crímenes contra la Humanidad perpetrados por Boko Haram, incluido el homicidio de al menos 5.500 civiles, mientras el grupo armado arrasaba el noreste de Nigeria durante 2014 y comienzos de 2015.

Las 276 escolares secuestradas en Chibok --algunas de las cuales consiguieron escapar-- fueron objeto de la atención internacional con ayuda de la campaña #BringBackOurGirls (Devuelvan a nuestras niñas), "pero las escolares desaparecidas son sólo una fracción de las mujeres, niñas, hombres jóvenes y niños secuestrados por Boko Haram", ha subrayado Amnistía.