Publicado 18/11/2015 23:09CET

El Colectivo contra la Islamofobia recuerda que Estado Islámico "ha matado a miles de musulmanes"

PARÍS, 18 Nov. (Reuters/EP) -

El Colectivo contra la Islamofobia en Francia ha recordado este miércoles que los terroristas del Estado Islámico "han matado a miles de musulmanes" en los conflictos armados en Siria e Irak, así como en otros países de la región, por considerarlos herejes.

"El Estado Islámico ha estado matando a miles de musulmanes en Oriente Próximo y África y ahora están matando musulmanes en Francia", ha dicho Yasser Louati, portavoz del Colectivo contra la Islamofobia. "La palabra 'islámico' es solamente un pretexto para su ideología", ha advertido.

Louati ha subrayado que los atentados perpetrados el pasado viernes en París por un comando de ocho yihadistas, que dejaron 129 muertos y más de 300 heridos, también causó víctimas entre la comunidad islámica del país europeo.

Halima y Hodda Saadi eran dos hermanas de origen tunecino a las que los milicianos de negro sorprendieron cenando en el restaurante La Belle Equipe para celebrar el cumpleaños de un amigo. Son dos de las 19 personas que perdieron la vida en ese tiroteo.

Amine Ibnolmobarak, de 29 años, también murió en el atentado. Creció en Marruecos pero se trasladó a Francia para estudiar. "Sus padres le enviaron a Burdeos a estudiar medicina, pero él vino a París a estudiar arquitectura y destacó rápidamente", ha contado un profesor suyo.

Otra de las víctimas musulmanas de esta masacre es Jeireddine Sahbi, músico árabe. Según Barthelemy Jobert, presidente de la Universidad de la Sorbona, donde estudiaba, era un "virtuoso violinista".

Lassana Diarra, futbolista francés de origen maliense que estaba jugando con la selección de fútbol en el estadio de Saint Denis, uno de los escenarios de los atentados, ha confirmado la muerte de su primo Asta Diakite, al tiempo que ha pedido "unidad frente al horror".

Todas esta personas se han sumado trágicamente a la larga lista de musulmanes ejecutados por Estado Islámico por no profesar el sunismo, una de las ramas del islam. Los supervivientes de la ciudad iraquí de Sinjar, habitada mayoritariamente por yazidíes, han denunciado un genocidio.

Para leer más