Actualizado 16/11/2015 09:22 CET

Los 28 discuten el lunes el refuerzo de la lucha antiterrorista tras los atentados en París

Los jefes de la diplomacia guardarán un minuto de silencio al mediodía en honor a las víctimas

   BRUSELAS, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -  

   Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea discutirán el lunes el refuerzo de la cooperación en la lucha antiterrorista en respuesta a la cadena de los atentados del viernes en París reivindicados por el Estado Islámico que ha dejado 129 muertos, incluida una víctima española confirmada, y 350 heridos, y mantendrán un minuto de silencio al mediodía en señal de solidaridad con las víctimas y el pueblo francés.

   Los atentados de París marcarán inevitablemente la agenda de la reunión del lunes, que a priori iba a estar centrada en la crisis de refugiados y el seguimiento los compromisos asumidos para frenar la inmigración irregular a Europa en cooperación con los países de origen y tránsito, así como en la hoja de ruta para facilitar el comienzo de un proceso de transición en Siria, donde el principal punto de desacuerdo sigue siendo el destino del mandatario actual, Bashar al Assad, que ha achacado los atentados de París a las políticas "erróneas" de Occidente en Siria.

  "Una de las cosas que se discutirá es el refuerzo de la cooperación contra el terrorismo", han explicado a Europa Press fuentes europeas que han recalcado en los próximos días "habrá una serie de reuniones de los Veintiocho para discutir que más se necesita hacer" para impedir nuevos ataques como los de París.

   El coordinador antiterrorista de la UE, el belga, Gilles de Kerchove, ha estado participando en las reuniones internas del Servicio Europeo de Acción Exterior de cara a preparar la reunión del lunes, aunque "en gran medida" serán los ministros del Interior de los Veintiocho los que decidan los próximos pasos en la reunión extraordinaria convocada el viernes en Bruselas por la Presidencia luxemburguesa de la UE y el Ejecutivo francés.

   Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han asegurado este sábado que lo ocurrido en París "se trata de un ataque contra todos nosotros" y prometieron hacer frente "a esta amenaza, juntos, con todos los medios necesarios y una determinación implacable" y hacer "lo que sea necesario para vencer el extremismo, el terrorismo y el odio" en una declaración común. La canciller alemana, Angela Merkel, prometió además la ayuda de Alemania a Francia para "localizar los autores" de los atentados y reclamó "luchar por la libertad de Europa".

   Varios países han anunciado el refuerzo de los controles fronterizos y de seguridad en lugares públicos y las infraestructuras de transportes tras los atentados de París, en los que habrían participado tres grupos en coordinación, según el Fiscal de París.

   Las fuerzas de seguridad francesas han detenido este domingo a siete personas del entorno familiar de Ismael Omar Mostafei, el único terrorista identificado de la sala de conciertos Bataclán y que pasó un tiempo en Siria, donde murió la mayor parte de las víctimas, mientras que las autoridades belgas han detenido a otros siete sospechosos vinculados a los atentados de País, uno de los cuáles habría estado en París el viernes. Y las autoridades francesas buscan a otro de los atacantes, nacido en Bruselas, que podría haber huido a España.

LA POSIBLE PISTA SIRIA Y CRISIS DE REFUGIADOS

   Los dueños de los dos pasaportes sirios encontrados en los escenarios de los atentados en París han sido identificados por el diario griego 'Protothema' como Ahmed Almuhamed y Mohammed Almuhmed. La cadena CBS, por su parte, ha revelado --citando fuentes de la Inteligencia estadounidense-- que el pasaporte sirio encontrado en la sala de conciertos Bataclan sería falso porque no tiene los números necesarios y la fotografía y el nombre no coinciden.

   La posible 'pista siria' de los atentados ha llevado a gobiernos como el polaco y eslovaco a dejar claro que no pueden aceptar cuotas de refugiados, a la luz del riesgo de la amenaza terrorista, aunque el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha rechazado este domingo cambiar el acuerdo y ha pedido a ambos países que sean "serios" y la necesidad de diferenciar entre "criminales" y "refugiados".

   La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha defendido que "la única respuesta posible y eficaz" a atentados como los de París es que Occidente y Oriente respondan "de forma unida" para poner fin a conflictos en la zona, "empezando por esta terrible guerra en Siria. Y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha vuelto a pedir este domingo a Rusia que centre sus ataques en Siria contra el Estado Islámico y no contra la oposición moderada siria.

   Mogherini informará a los Veintiocho de las discusiones en Viena auspiciadas por la ONU, en las que han participado Estados Unidos, Rusia, Irán y Arabia Saudí, entre otros, para tratar de avanzar en la transición en Siria, donde el principal escollo sigue siendo el futuro del presidente sirio, Bashar al Assad.

   Las partes han acordado en Viena que el Gobierno sirio y la oposición inician negociaciones formados bajo el auspicio de la ONU "lo antes posible, con una fecha objetivo del 1 de enero", establecer un Gobierno de transición "creíble, incluyente y no sectario" en un plazo de seis meses y la celebración de elecciones en 18 meses.

   Occidente insiste en que Al Assad no puede formar parte de la solución futura para Siria y rechaza que se presente a las elecciones, aunque una mayoría de países aceptaría que participe en la fase inicial de la transición, algo que sigue rechazando de plano Francia, según varias fuentes diplomáticas.

   Lituania también ha rechazado públicamente que Bashar al Assad participe en un Gobierno de transición y Dinamarca, según fuentes diplomáticas, también ha rechazado esta opción. Rusia, el principal valedor del régimen de Damasco, insiste en que son los sirios los que deben decidir el destino de su presidente.

AUSTRIA PIDE UNA MISIÓN DE LA UE EN LOS BALCANES

  Por su parte, Austria, el último país que ha anunciado la creación de una valla de 3,7 kilómetros en su frontera con Eslovenia para frenar la entrada de refugiados, ha reclamado que los Veintiocho discutan el lunes "la protección de la frontera externa" y una posible misión en el marco de la Política de Seguridad y Defensa Común Europea para apoyar a los países afectados a lo largo de la ruta en los Balcanes, algo que cuenta con el apoyo de Eslovenia, Croacia, Hungría y República Checa, según fuentes diplomáticas.

  "Querían mandar policías, ahora más bien hablan de una misión de formación", han explicado a Europa Press otras fuentes diplomáticas. El Servicio Europeo de Acción Exterior ha dejado claro sin embargo que "los países de la región afectados por los flujos nunca han hecho esta demanda" y no está probado "el valor añadido" de una misión de este tipo respecto a las labores que realiza la agencia europea de control de fronteras exteriores, Frontex, sobre el terreno. La Comisión Europea presentará por su parte antes de final de año una propuesta para crear un cuerpo de agentes de fronteras y guardacostas común en la UE.

   Respecto a Turquía, uno de los principales puntos de tránsito de la inmigración irregular a Europa, no se espera que los Veintiocho avancen "mucho" en concretar la ayuda financiera que Ankara ha exigido de 3.000 millones de euros a cambio de reforzar el control de sus fronteras y que sigue siendo el principal escollo para cerrar un acuerdo de cooperación, según fuentes diplomáticas.

   La Comisión pondría 500 millones y ha pedido a los Gobiernos europeos que aporten los 2.500 millones que faltan, algo que espera que se materialice de aquí a la cumbre con Turquía que prevé convocar a finales de noviembre Tusk.

Para leer más