El Consejo de Seguridad de la ONU pide máxima contención en el golfo Pérsico ante la escalada de tensión

Publicado 25/06/2019 1:04:56CET
Imagen de arvhico del golfo Pérsico
Imagen de arvhico del golfo PérsicoGOLFO PÉRSICO - Archivo

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha pedido este lunes máxima contención en el golfo Pérsico ante la reciente escalada de tensión y ha condenado los ataques registrados contra petroleros en la zona.

El embajador kuwaití ante la ONU, Mansour Al Otaibi, que preside el consejo durante este mes de junio, ha indicado en un comunicado tras una reunión del Consejo que los ataques en el Golfo suponen una "verdadera amenaza para la navegación marítima y el suministro de petróleo".

En este sentido, Al Otaibi ha señalado que los incidentes registrados constituyen a su vez una amenaza para la paz y la seguridad a nivel internacional. "Los miembros del Consejo han instado a las partes y todos los países de la región a mantener la máxima contención y tomar medidas para reducir la escalada y la tensión", recoge el texto, que insta además a abordar las diferencias de forma "pacífica y mediante el diálogo".

El embajador de Irán ante la organización, Majid Takht Ravanchi, ha aseverado que existe la necesidad de establecer un "diálogo regional" para hablar de las crecientes tensiones en el Golfo y ha solicitado al secretario general, António Guterres, que "desempeñe el papel" de llevar a los diferentes actores a la mesa de conversaciones.

Ravanchi, que se ha dirigido a los medios de comunicación tras el encuentro a puerta cerrada del Consejo de Seguridad en el que se ha abordado la relación entre Estados Unidos e Irán, ha expresado que la decisión de Washington de imponer sanciones contra el líder supremo iraní, Alí Jamenei, "es otra muestra de la continua hostilidad de Estados Unidos contra el pueblo iraní y sus líderes".

"Para rebajar las tensiones en la región del golfo Pérsico, Estados Unidos debe acabar con su temeridad en nuestra región, así como con la guerra económica", ha subrayado.

Varios altos cargos estadounidenses han culpado a Irán de los incidentes registrados durante las últimas semanas en el estrecho de Ormuz y el golfo de Omán, donde seis petroleros se han visto afectados. Teherán ha negado su implicación de forma categórica.

El embajador interino de Estados Unidos ante la ONU, Jonathan Cohen, ha afirmado por su parte que "está claro que Irán es responsable de los ataques perpetrados el 12 y 13 de junio contra los barcos en el golfo Pérsico". "Estos ataques suponen una seria amenaza para la libertad de navegación y comercio en una zona de gran importancia para la navegación a nivel mundial", ha añadido.

"Irán debe entender que estos ataques son inaceptables. Es el momento de que el mundo se una a nosotros a la hora de decir esto. Nuestra política sigue basándose en cuestiones económicas y diplomáticas en un intento por lograr que Irán entre a negociar", ha continuado.

GUTERRES INSTA A MANTENER LA CALMA

Farhan Haq, portavoz del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha hecho hincapié en la importancia de mantener la calma y tener "nervios de acero" a la hora de hacer frente a la actual situación en la zona.

"Ha dejado claras sus preocupaciones, especialmente en relación a los incidentes acontecidos recientemente y sobre la retórica de las partes", ha argüido Haq.

Guterres ha dejado claro que sería una catástrofe que las tensiones siguieran aumentando y ha garantizado que tomará las medidas necesarias para asegurarse de que las partes hacen lo necesario para evitar "cualquier tipo de provocación".

Para leer más