Crónica Italia.- El presidente de Italia acepta la dimisión del ministro de Justicia, cuyo cargo será ocupado por Prodi

Actualizado 17/01/2008 20:18:42 CET

Mastella asegura el apoyo "externo" de su partido al Gobierno, mientras que Prodi le manifiesta su "profunda solidaridad"

ROMA, 17 Ene. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno) -

El presidente de la República de Italia, Giorgio Napolitano, firmó hoy el decreto con el que aceptó la dimisión del ministro de Justicia, Clemente Mastella, cuyo cargo será ocupado de modo provisional por el actual primer ministro, Romano Prodi, según comunicó el Quirinale a través de un comunicado oficial.

Mastella anunció su intención de dimitir a primera hora de ayer, después de que la magistratura emitiera una orden de arresto domiciliario contra su mujer, la presidenta del Consejo Regional de la región de Campania (Sur de Italia), Sandra Lonardo, que ha sido acusada de corrupción.

De hecho, el mismo Mastella figura en la lista de investigados en el mismo caso, junto a otras 22 personas más, algunas de las cuales también pertenecen a su partido, la Udeur, que es de tendencia democristiana y forma parte de la actual coalición de centro-izquierda que Gobierna el país, con tres senadores y 14 diputados en el Parlamento.

A pesar de la petición de Prodi para que permaneciera en el Gobierno, Mastella confirmó hoy su voluntad de dimitir, "por mi dignidad, por mi honor", porque "quiero ser un ciudadano común delante de la justicia", y "porque no quiero sentirme de la 'casta'", según expresó durante una rueda de prensa para explicar las razones de su dimisión.

En relación con el caso concreto del que se le acusa junto a su mujer, aseguró que "somos inocentes y lo demostraremos", añadiendo que las acusaciones que se le inculpan están "privadas de fundamento". Ya ayer, Mastella se reconoció víctima de las "facciones extremistas" de la magistratura, palabras que fueron duramente contestadas por la Asociación Nacional de la Magistratura (ANM), así como por algunos representantes políticos, principalmente de la izquierda radical.

UDEUR: APOYO "EXTERNO AL GOBIERNO"

En cuanto a la permanencia de su partido en el Gobierno, refirió que seguirá dando "apoyo externo", aunque anunció que sus parlamentarios serán "exigentes" en algunas cuestiones de política interna e internacional, y de modo especial, en la defensa de los valores.

De hecho, recordó que, con su salida, la Udeur ya no está en el Gobierno --donde no cuenta con ningún otro ministerio--, lo que incrementa su libertad a la hora de apoyar o no al Ejecutivo. De hecho, el partido de Mastella ya había amenazado en el pasado con retirarle su apoyo en reiteradas ocasiones, poniendo así en peligro su estabilidad.

PRODI ESPERA EL REGRESO DE MASTELLA COMO MINISTRO.

Por su parte, el primer ministro Prodi manifestó a Mastella su "profunda solidaridad". "Estoy segurode que el de ayer fue el discurso más difícil y sufrido de su larga vida política", en el que habló "como hombre ofendido en su propio honor y golpeado en los afectos más queridos", señaló.

Asimismo, dijo que su decisión de asumir provisionalmente la cartera de Justicia no es más que una "espera" para que la magistratura clarifique las cosas y Mastella "pueda retomar con renovada y plena autoridad su puesto como ministro de Justicia".

Prodi no escondió su "preocupación por una acción de Gobierno que debe proseguir sin interrupciones y sin perder velocidad", al tiempo que aseguró que su gabinete "cuenta con el apoyo" de la Udeur para proseguir su mandato.

El 'premier' italiano hizo estas declaraciones durante su intervención ante la Cámara de los Diputados, donde se comprometió a "proseguir una política de independencia de la magistratura y de tutela de las personas, particularmente de la presunción de inocencia".

Tanto los parlamentarios del centro-derecha como los de los partidos de la izquierda radical no aplaudieron cuando Prodi finalizó su discurso. Las palabras más duras fueron las del líder de la oposición, Silvio Berlusconi, que invitó al primer ministro a tomar nota de que "la experiencia de este Gobierno se ha acabado", sobre todo "por el fracaso de una alianza política dividida por posiciones políticas y programáticas insanables".

PIDEN "ELECCIONES YA"

Por su parte, el representante de la Liga Norte, Robeto Maroni, pidió a Prodi "la dignidad personal y la responsabilidad" para "escuchar el grito de dolor de los italianos que dice que quieren ir a las urnas", mientras que los diputados de su formación mostraron carteles blancos con la palabra 'elecciones' escrita en letras negras.

El líder de la Unión de Demócratas Cristianos (Udc), Pierferdinando Casini, pidió la dimisión de Prodi para ir hacia un "Gobierno de solidaridad nacional" y después al voto, mientras que Alianza Nacional le invitó a hacer un "examen de conciencia". Por su parte, el ministro de Infraestructuras, Antonio Di Pietro, aceptó "con reserva" la asunción de la cartera de Justicia por parte de Prodi, ya que ésta debe tener un titular que desarrolle sus funciones "a tiempo pleno".

La dimisión de Mastella debilita todavía más al ya inestable Gobieno de Romano Prodi, que cuenta con sólo dos parlamentarios de ventaja en el Senado con respecto a los partidos de la oposición. De hecho, los votos de la Udeur son imprescindibles en el Senado, donde cuenta con tres senadores a pesar de sus pequeñas dimensiones -dado que ganó las elecciones con el 1,4% de los votos--.