Actualizado 14/01/2013 13:20 CET

Desconocidos atacan a tiros la sede del partido de Samaras en Atenas

Antonis Samaras
REUTERS

ATENAS, 14 Ene. (Reuters/EP) -

Desconocidos han atacado a tiros con fusiles de asalto Kalashnikov la sede del partido Nueva Democracia, al que pertenece el primer ministro Antonis Samaras, en Atenas, en lo que el Gobierno griego ha calificado de preocupante escalada de la violencia política.

Según la Policía, una bala ha agujereado la ventana de la oficina que Samaras tiene en el edificio, pero nadie ha resultado herido. El ataque, ocurrido a primera hora de la mañana, se produce después de que en los últimos días hayan estallado artefactos caseros que tenían como objetivo a periodistas y políticos, algunos de ellos reivindicados por grupos de izquierda molestos por la crisis del país.

El portavoz del Gobierno, Simos Kedikoglou, ha condenado el tiroteo, subrayando que se trata de un ataque simbólico contra el primer ministro. "Esta es una nueva y preocupante escalada de los esfuerzos para sembrar el terror en nuestra sociedad", ha valorado.

Según las autoridades, Samaras ya no usa su oficina en la sede de su partido en la avenida Syngrou, cerca del centro de Atenas, y no se encontraba en ella cuando se produjeron los disparos.

"Hacia las 3:00 horas (2:00 hora española), los guardias vieron a dos hombres que bajaban de un coche negro y dispararon con Kalashnikov contra el edificio, que estaba vacío en esos momentos", ha explicado un responsable policial.

Según esta fuente, al menos nueve casquillos han sido recuperados del lugar de los hechos y la Policía está examinando un coche quemado hallado a unos kilómetros de distancia. La Policía antiterrorista ha acordonado la zona y está revisando las grabaciones de las cámaras de seguridad de la sede del partido.

La coalición de Gobierno, que encabeza el partido de Samaras, ha adoptado duras subidas de impuestos y recortes salariales en los seis meses que lleva en el poder para garantizar el rescate concedido al país por el FMI y la UE.

El Gobierno afirma que Syriza, el principal partido de la oposición, de extrema-izquierda, respalda tácitamente a los grupos antisistema y sus ataques. El portavoz de esta formación, Panos Skourletis, lo ha negado. "Esta es ciertamente una escalada peligrosa de ataques terroristas de violencia ciega, que Syriza condena plenamente", ha aseverado tras el ataque de este lunes.