Actualizado 08/02/2007 02:22 CET

EEUU/Colombia.- EEUU invierte 38 mil 400 millones de dólares en el Plan Colombia, destinado a la lucha contra las drogas

WASHINGTON, 8 Feb. (EP/AP) -

La ampliación de siete años del 'Plan Colombia' que pedirá el presidente George W. Bush al Congreso, durante los cuales Estados Unidos y Colombia comprometerían inversiones por casi 50.000 millones de dólares (38 mil 400 millones de euros), dijeron el miércoles fuentes del Departamento de Estado. De ese total, Estados Unidos asumiría compromisos por sólo 3.900 millones de dólares (2.995 millones de euros) o un 6,7 por ciento y el resto correspondería a contrapartidas del gobierno colombiano por hasta 43.800 millones (33.643 millones de euros), dijeron fuentes que hablaron en exclusiva para AP. La secretaria de Estado Condoleezza Rice dijo que las prioridades descritas por el Gobierno colombiano para la nueva estrategia "enfatizan los programas sociales y de desarrollo económico". Igualmente, los derechos humanos y reforma de la justicia "con especial atención en las necesidades de los afro-colombianos, grupos indígenas y personas desplazadas", dijo Rice en una declaración escrita. "También continúa los grandes esfuerzos contra el tráfico de narcóticos y organizaciones terroristas", añadió. El 'Plan Colombia' fue una iniciativa del entonces presidente Andrés Pastrana propuesta en el año 2000 y desde entonces Estados Unidos ha participado con unos 4.000 millones de dólares (3.073 millones de euros) en el logro de sus tres objetivos básicos, que son la lucha contra las drogas, neutralización de grupos armados y desarrollo alternativo. Pero, hasta un 80 por ciento de esa ayuda ha sido canalizada para fines militares. Al completarse este año la primera etapa del plan, el presidente Álvaro Uribe, sucesor de Pastrana, realizó intensas gestiones para una ampliación, ya que consideraba que la tarea estaba aún sin concluir. La gestión le resultó exitosa y el Congreso estadounidense debatiría este año la ampliación, ya no bajo la etiqueta de Plan Colombia sino como "Estrategia para el Fortalecimiento de la Democracia y Desarrollo Social en Colombia". El subsecretario de Estado, Nicholas Burns, anunció días atrás que Bush pedirá la extensión este mes, pero no dio detalles. Estos provinieron luego de otras fuentes del Departamento de Estado que hablaron bajo condición de no ser identificadas. Se esperaba que Rice diera los detalles en una audiencia en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes durante su comparecencia el miércoles para defender el presupuesto 2007-08 de su departamento. Pero ningún congresista le preguntó al respecto. En su ponencia escrita, Rice dijo solamente que su presupuesto "sustenta nuestro esfuerzo de combatir el comercio ilícito de narcóticos, particularmente en Afganistán y aquí en nuestro propio hemisferio". "Hemos tenido un tremendo éxito en nuestra ayuda al presidente Uribe para expandir los alcances del estado democrático de Colombia y confrontar a los narcotraficantes y terroristas del país", dijo Rice. Afirmó que la nueva estrategia revelada por Uribe se basa en "construir sobre los logros obtenidos hasta ahora al tiempo que Colombia se ajusta a las nuevas realidades". "Este es un momento crucial y necesitamos apoyar a Colombia para terminar el trabajo", dijo. Charles Shapiro, principal asistente de Thomas A. Shannon, subsecretario de Estado y otro entusiasta del trabajo de Uribe, ha sido comisionado para viajar la próxima semana a la Unión Europea en busca de participación internacional en el nuevo plan. La Unión Europea históricamente no ha simpatizado mucho con el Plan Colombia, pero Estados Unidos espera ahora un cambio de actitud frente al nuevo plan. Shapiro visitará Holanda, Hungría, Alemania, Portugal y Eslovenia. Shannon, quien está de visita en Brasil y Argentina para hablar aspectos del nuevo plan, entre otros temas, ha dicho que "estamos totalmente satisfechos con los logros" obtenidos por Uribe hasta ahora. El 'Plan Colombia' ha permitido una drástica reducción de las áreas de cultivos de coca en 2006 al cubrir 160.000 hectáreas, un nuevo récord durante el periodo de Uribe. En cuanto a desarrollo alternativo, se estima que unas 81.000 familias que alguna vez vivieron de la hoja de coca están ahora comprometidas en actividades legales en el campo. También se han creado unos 53.000 nuevos empleos legítimos.