El Ejército de RDC dice que el ébola es una amenaza "del mismo nivel" que los grupos armados

Publicado 19/07/2019 21:02:30CET
Una trabajadora congoleña vacuna a un niño contra el ébola en Goma
Una trabajadora congoleña vacuna a un niño contra el ébola en GomaREUTERS / OLIVIA ACLAND

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un comandante del Ejército de República Democrática del Congo (RDC) ha pedido este viernes a las tropas que respondan ante el brote de ébola como ante los grupos armados y ha recalcado que "se trata de una gran amenaza".

El comandante de la 34ª región militar, Ilunga Mpeko Edmong, ha dicho en un comunicado que "se comunica a todos los militares y sus familiares que el virus del ébola es una gran amenaza para la población de Kivu Norte, al mismo nivel que los grupos armados".

Así, ha pedido a los militares que "luchen ferozmente contra la enfermedad y respeten de manera estricta todas las medidas de higiene fijadas por las autoridades sanitarias", según ha informado el portal local de noticias Actualité.

El comunicado ha sido publicado dos días después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciara su decisión de declarar el brote como una emergencia de salud pública internacional.

La decisión de la OMS llegó durante una reunión de emergencia a raíz del caso detectado recientemente en la ciudad de Goma, de dos millones de habitantes y ubicada cerca de la frontera con Ruanda.

"Si bien no hay pruebas aún de una transmisión local del ébola en Goma, RDC o Uganda, estos eventos representan una preocupante expansión geográfica del virus", dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Durante la jornada, la portavoz de la OMS, Margaret Harris, ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para que "apoye a RDC y no entre en pánico". "No cierren las fronteras. No prohíban el viaje ni apliquen restricciones de viaje. Que no haya pánico", ha dicho.

Asimismo, ha destacado que el sarampión ha provocado más de 2.000 muertos en lo que va de año en el país, más que el brote de ébola desde que estalló en agosto de 2018, que ha dejado más de 1.700 muertos.

"Ven (el sarampión) como un problema mayor que el ébola. No está lo primero de su agenda. Les gustaría tener buenas carreteras, agua potable, saber que sus hijos llegan a su quinto cumpleaños y no mueren de sarampión", ha sostenido.

La respuesta al brote se está viendo afectada además por la desconfianza de las comunidades y la inseguridad. Los combates en el este de RDC han dejado más de 300.000 desplazados desde principios de junio.

UN CASO SOSPECHOSO NO ENTRÓ EN RUANDA

Por otra parte, Harris ha manifestado que la mujer infectada de ébola que murió recientemente en la zona fronteriza no llegó a entrar a Ruanda, a pesar de las "conjeturas" al respecto.

La mujer era una pescadora congoleña que vomitó varias veces en un mercado de Uganda el 11 de julio y pocos días después murió allí, de acuerdo con un informe del Ministerio de Salud ugandés publicado por la OMS el jueves.

Sin embargo, Harris ha dicho que la información fue facilitada por las autoridades ugandesas y ha aclarado que "no era exacta". "La conjetura se convirtió en información", ha lamentado.

"Lo que es importante es saber, y lo hemos comprobado a fondo, que esta mujer no viajó a Ruanda. Estaba en la última fase del ébola y vomitaba. Estamos muy preocupados por aquellas personas que estuvieron en contacto con ella", ha destacado.

Así, ha apuntado que podría ser que la mujer hubiera viajado a Ruanda en algún momento de su vida. "Allí todo el mundo tiene mucha movilidad, especialmente en lo relativo al comercio. Lo importante es que no estuvo en Ruanda cuando tenía síntomas y el ébola no se transmite hasta que no hay síntomas", ha zanjado.

Según los últimos datos del Ministerio de Salud congoleño, hasta la fecha se han detectado un total de 2.532 casos --2.438 confirmados y 94 probables-- y 1.705 muertes a causa del brote.

Contador