Francia/Camerún.- Liberados los diez tripulantes de la embarcación gala secuestrada en Camerún el pasado 31 de octubre

Actualizado 11/11/2008 21:38:54 CET

PARÍS, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores francés, Bernard Kouchner, anunció hoy que los diez tripulantes -siete franceses, dos cameruneses y un tunecino- de un buque galo que fueron secuestrados en aguas camerunesas el pasado 31 de octubre fueron liberados esta tarde.

Los ex rehenes se encuentran en "buen estado de salud", precisó Kouchner. Su repatriación a Francia se llevará a cabo mañana, miércoles, por la mañana, después de ser recibidos por el presidente camerunés, Paul Biya.

Kouchner no ofreció detalles sobre las condiciones de la liberación, pero en un comunicado agradeció a las autoridades camerunesas y, en particular, al presidente del país "la movilización constante que ha permitido la liberación de los diez secuestrados", así como a "las autoridades nigerianas".

Los ex rehenes "llegarán durante la tarde a Yaundé, serán recibidos por el presidente Paul Biya y luego serán repatriados a Francia" en un avión fletado para la ocasión, según una fuente diplomática citada por el diario francés 'Le Figaro'.

Las mismas fuentes indicaron que los marineros que trabajan para la empresa francesa de servicios petrolíferos Bourbon están en buen estado de salud y que habían sido examinados por un médico tras ser puestos en libertad.

Por su parte, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, expresó inmediatamente su "intenso alivio" después del anuncio de la liberación de los diez marineros y se sumó "plenamente a la alegría de sus familiares, sus allegados y de la empresa Bourbon", según el diario. El jefe de Estado también trasladó su "gratitud" al presidente camerunés, con quien mantuvo hoy una conversación telefónica.

Los diez hombres fueron capturados durante la noche del 30 al 31 de octubre en una embarcación del grupo francés Bourbon que desarrollaba su actividad en una terminal petrolera a lo largo de la península de Bakassi.

El grupo Combatientes para la Libertad de Bakassi reivindicó el secuestro y primeramente amenazó con matar a los rehenes "uno por uno", antes de "cambiar de opinión" el pasado día 1 de noviembre. Luego dijo estar dispuesto a tenerlos bajo su cautiverio hasta la apertura de negociaciones con Yaundé.