Guinea Ec.- La UDDS denuncia el "asesinato por torturas" de Saturnino Nkogo y reclama una misión de Amnistía y la ONU

Actualizado 16/03/2008 14:31:02 CET

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

La formación opositora en el exilio Unión para la Democracia y el Desarrollo Social de Guinea Ecuatorial (UDDS) condenó hoy "enérgicamente" el "asesinato por torturas" del activista ecuatoguineano Saturnino NKogo Mbomio y la detención de "más de 60 ciudadanos" que están siendo "vilmente sometidos a torturas y maltratos de toda clase por la Policía secreta del dictador (Teodoro) Obiang Nguema". Asimismo, pidió a Amnistía internacional y a la ONU que envíen "urgentemente" una misión de observación "para salvar a los inocentes encarcelados en Malabo".

"Las detenciones comenzaron en pleno día desde el 12 de marzo después de que un agente de la dictadura desde Madrid informase al dictador de la existencia de supuestas armas en casa de Saturnino Nkogo", aseguró UDDS en un comunicado, en el que aseguró que Nkogo Mbomio fue asesinado en la noche del 13 al 14 de marzo "en la siniestra cárcel de Black Beach", en Malabo.

Tras la oleada de arrestos, se lee en el comunicado, "siguieron los brutales interrogatorios bajo torturas que acabaron con la vida de Saturnino y demás detenciones y encarcelamientos que hasta ahora siguen en esta ciudad". UDDS aseguró que había recibido estas informaciones de "una fuente policial que ha pedido su estricto anonimato".

Hasta la fecha, según la formación, han sido detenidas más de 60 personas, entre ellas Juan Michá, alias 'Opalón', y Gerardo Angue, alias 'Batería'. Los detenidos "están siendo vilmente sometidos a torturas y maltratos de toda clase por la Policía secreta del dictador Obiang Nguema", prosiguió.

"Es urgente que intervengan Amnistía Internacional, Naciones Unidas y las Embajadas europeas y de Estados Unidos en Malabo para salvar la vida de estos inocentes, porque parece que ha habido un montaje en torno a esas supuestas armas", aseguró UDDS en un comunicado. "Aquí en Malabo huele un comentario de que gente de la seguridad presidencial han ido a dejar esas armas en casa del fallecido para hacer después una incursión en su domicilio y acusarle de tenencia ilícita de armas", aseguró UDDS.

"No es la primera vez que esto ocurre, ha habido en los años pasados montajes similares en Mongomo y en Bata para incriminar a cierta gente", añadió. "El poder dictatorial siempre ha creado problemas para intimidar a la población cada vez que se aproximan las elecciones para favorecer un ambiente de crispación, terror e intimidación", prosiguió.

Por ello, la UDDS pide a Amnistía internacional y a la ONU "que envíen urgentemente una Misión de Observación y al Relator de las Naciones Unidas contra la tortura y los malos tratos para salvar a los inocentes encarcelados en Malabo" y exige a las autoridades dictatoriales de Malabo "la liberación inmediata de estos inocentes ciudadanos así como el cese de las intimidaciones a la población".

Asimismo, advierte de que "el dictador será el único responsable de todo cuanto pueda ocurrir como consecuencia de estos tristes acontecimientos, que no hacen más que perturbar gravemente la convivencia ciudadana, quebrar y peligrar permanentemente la unidad nacional".

LA VERSIÓN DEL GOBIERNO

En un comunicado difundido el pasado miércoles por la noche, el ministro portavoz del Gobierno de Guinea Ecuatorial, Santiago Nsobeya, aseguró que ese mismo día los Servicios de Seguridad del Estado acababan de descubrir "un importante alijo de armas de guerra y cuantiosas municiones también de guerra, consistentes en fusiles de asalto y armas cortas en poder del ecuatoguineano Saturnino Nkogo Mbomio", y atribuyó este intento de golpe de Estado al dirigente opositor Severo Moto, exiliado en España.

Estas armas, según el Gobierno de Malabo, habían sido "enviadas desde el Reino de España por el también ecuatoguineano Damián Motu Nguema, alias 'Mutti', por órdenes de Severo Moto Nsa, destinadas a crear una revuelta en el país que pudiera conllevar perdidas de vidas humanas y de bienes materiales". 'Mutti' fue detenido la semana pasada en Torrejón de Ardoz (Madrid) bajo la acusación de "tráfico de armas y asociación ilícita".

En el comunicado, el Gobierno de Malabo aseguró también que el supuesto intento de golpe de Estado guarda relación con el hallazgo por parte de la Policía el pasado 4 de marzo en el puerto de Sagunto (Valencia) de dos armas largas de combate --un CETME y un mosquetón-- y una corta en el maletero de un coche viejo que iba a ser embarcado en un buque con destino a Malabo, y del que informó dos días más tarde el diario 'Las Provincias'.

El portavoz del Gobierno aseguró también que "los autores de los hechos descritos han sido arrestados" y que se han iniciado las diligencias policiales correspondientes, "concluidas las cuales, las personas encartadas serán puestas a disposición de los Tribunales de Justicia".

En principio, según las primeras informaciones, los detenidos fueron Juan Michá, alias 'Opalón', Gerardo Angüé, alias 'Batería', y Saturnino Nkogo Mbomio, residente en New Building, el barrio de Malabo en el que se habrían encontrado las armas. Tras un "exhaustivo registro" en la casa de Saturnino Nkogo habrían sido localizados tres fusiles, dos CETME y un tercero con mira telescópica.