India inicia una investigación por la explosión registrada en una central eléctrica que ha dejado 26 muertos

Planta eléctrica en Nueva Delhi
REUTERS / ADNAN ABIDI
Actualizado 02/11/2017 9:52:28 CET

NUEVA DELHI, 2 Nov. (Reuters/EP) -

Las autoridades indias han puesto en marcha este jueves una investigación para determinar en un plazo de siete días las causas de la explosión de una caldera en una central eléctrica en el estado indio de Uttar Pradesh (norte), en un suceso que ha dejado 26 muertos y más de un centenar de heridos.

La explosión se ha registrado en una tubería de la caldera de la unidad número seis de la planta de Unchahar y en ese momento había varios cientos de trabajadores en ese módulo. Se teme que haya un elevado número de trabajadores atrapados entre los escombros.

La unidad en la que se ha registrado la deflagración había sido instalada recientemente en la planta por la empresa propietaria, NTPC, que ha indicado en un comunicado que la explosión produjo un agujero por el que subió el vapor, afectando a los trabajadores que estaban en la zona.

La central ha sido cerrada mientras se llevan a cabo los trabajos de rescate, según ha informado la cadena de televisión local NDTV. En el lugar trabaja un equipo de 32 especialistas de la Fuerza de Respuesta Nacional ante Desastres (NDRF) para rescatar a trabajadores afectados por la explosión.

Arvind Kumar, secretario principal, ha dicho que algunos de los heridos más graves han sido trasladados al hospital de la capital del estado, Lucknow. Más de 20 supervivientes se encuentran en estado grave debido a las quemaduras.

"Un atasco en la tubería de gases de escape en una de las unidades provocó la explosión. Los gases y el vapor liberados durante el estallido han herido a varias decenas de trabajadores, ha explicado Sanjay Kumar Khatri, el principal oficial del Gobierno del distrito de Rae Bareli, donde se encuentra la planta eléctrica.

"Se ha puesto en marcha una investigación magistral. El equipo técnico, formado por dos personas, presentará sus resultados dentro de un plazo de siete días", ha asegurado Khatri. NTCP es la principal productora energética del país y apenas ha sufrido accidentes dentro de sus instalaciones.

El comandante de la Policía local, Anand Kumar, ha dicho en un comunicado que una capa de ceniza se había acumulado en el horno que se encontraba debajo de la caldera, lo que provocó que aumentase la presión en la misma.

El Gobierno del estado ha ofrecido una compensación de unas 200.000 rupias (3.650 euros) a los familiares de los fallecidos.

La unidad donde ha tenido lugar el accidente llevaba operativa desde el pasado mes de abril y se encuentra apagada desde lo ocurrido. Las otras cinco unidades de la planta están operando con total normalidad, según ha asegurado la NTPC en un comunicado.

"Lo ocurrido es una tragedia y hemos puesto en marcha una investigación sobre el accidente. No somos una empresa que vaya a tolerar ningún riesgo. Tenemos tantas unidades que si una de ellas falla, otra puede proporcionar energía. Ha sido un accidente inesperado", ha declarado un alto cargo del NTPC.

El primer ministro del país, Narendra Modi, ha expresado sus condolencias a los familiares de las víctimas y ha deseado una pronta recuperación a los heridos.

"La situación está siendo seguida de cerca y las autoridades están garantizando que se restaura la normalidad", ha dicho, en un mensaje publicado en su cuenta oficial en la red social Twitter.