Publicado 08/07/2021 10:21CET

Irán defiende que su decisión de producir una placa de uranio enriquecido tiene fines exclusivamente pacíficos

Archivo - El presidente de Irán, Hasán Rohani, durante un acto por el 42º aniversario de la Revolución Islámica
Archivo - El presidente de Irán, Hasán Rohani, durante un acto por el 42º aniversario de la Revolución Islámica - -/Iranian Presidency/dpa - Archivo

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Irán ha recalcado que su decisión de producir una placa de siliciuro de uranio enriquecido al 20 por ciento tiene fines exclusivamente pacíficos, ante las críticas de Reino Unido, Francia y Alemania, en medio de las tensiones en torno al acuerdo nuclear de 2015.

El portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Said Jatibzadé, ha destacado que la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA) ha sido informada de la decisión y ha incidido en que "este producto tiene aplicaciones pacíficas, farmacéuticas y humanitarias", según la cadena de televisión iraní Press TV.

"Su producción no contradice de forma alguna los compromisos de Irán con la no proliferación (nuclear)", ha explicado, antes de criticar a estos países que acusen a Irán de violar el acuerdo nuclear mientras "no van más allá de las palabras" a la hora de aplicar sus compromisos.

"Los países se han alineado con la presión estadounidense al aplicar las sanciones extraterritoriales e ilegales de Estados Unidos", ha valorado, antes de tildar de "inaceptables" las críticas de Washington a Teherán después de que Estados Unidos abandonara en 2018 de forma unilateral el acuerdo nuclear.

Por ello, Jatibzadé ha hecho hincapié en que "nadie debe esperar que Irán cumpla de forma unilateral sus compromisos con el acuerdo nuclear mientras está bajo una tremenda presión por las sanciones", tal y como ha recogido la agencia iraní de noticias Tasnim.

La AIEA ya había mostrado su preocupación por la producción de uranio de alto enriquecimiento en Irán desde el mes de abril, según un informe, ya ha producido más de 2,4 kilogramos altamente enriquecido, concretamente a casi el 60 por ciento. Esta pureza está muy por encima del cuatro por ciento fijado como máximo en el acuerdo nuclear de 2015, aunque aún resta para el 90 por ciento necesario para la fabricación de una bomba atómica.

Irán ha anunciado la retirada de sus compromisos sobre varios de los puntos del acuerdo después de que Estados Unidos se saliera del pacto de forma unilateral en 2018, lo que ha provocado el temor en el resto de firmantes de un posible colapso del pacto. Sin embargo, las autoridades iraníes han defendido en todo momento que estos pasos pueden revertirse si Estados Unidos retira las sanciones y vuelve al acuerdo.

Contador