El jefe de la OMS pide la paz en Sudán ante el riesgo de hambrunas en Darfur y Jartum

Archivo - El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus
Archivo - El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus - Europa Press/Contacto/Lian Yi - Archivo
Publicado: jueves, 9 mayo 2024 1:39

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha pedido este miércoles alcanzar la paz en Sudán ante el riesgo de que se produzca una hambruna en las regiones de Darfur y Jartum, lo que agudizaría la ya grave crisis humanitaria que atraviesa el país a raíz del inicio de los combates entre el Ejército y las paramilitares Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF) en abril de 2023.

"Más de un año de lucha en Sudán ha dejado al país en un desastre humanitario. Más de un tercio de la población sufre hambre aguda, y hay un riesgo de hambruna en Darfur y Jartum. Es el momento de silenciar las armas y de subir el volumen de la paz", ha expresado en su cuenta de la red social X.

En ese sentido, Tedros ha insistido en que "la mejor medicina" para el conflicto, en el que podrían haber muerto 150.000 personas --según el enviado especial de Estados Unidos para Sudán, Tom Perriello-- es la "paz".

El conflicto que estalló entre Ejército y las RSF tras el fracaso de sus negociaciones para integrar a los paramilitares en las fuerzas regulares acabó por degenerar la espiral descendente en la que se vio inmersa el país desde el golpe de Estado perpetrado por el líder militar sudanés Abdelfatá al Burhan, que aniquiló las expectativas de una transición civil tras la caída en 2019 del dictador Omar al Bashir.

A la guerra se suma la reactivación de los históricos conflictos intercomunitarios en la región de Darfur, en el oeste de Sudán, escenario ahora de una campaña de exterminio de la comunidad masalit a manos de los paramilitares --herederos de las milicias Yanyauid que cometieron el genocidio de Darfur a principios de siglo-- y abusos sexuales contra las mujeres de la región.

Todo ello ha obligado a más de ocho millones de sudaneses a abandonar sus hogares. De ellos, tres millones son niños. Más de 25 millones de personas necesitan alimentos y medicinas básicos y 4,9 millones de esas personas están directamente borde de la hambruna.

Leer más acerca de: