Kosovo.- Fundación Alternativas dice que el no reconocimiento es compatible con la presencia civil y militar española

Actualizado 16/03/2008 14:05:22 CET

Recomienda al Gobierno dejar de transmitir temor por las repercusiones que este acto unilateral pueda causar en España

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) - La posición española de no reconocer a Kosovo "es compatible" con una participación en las misiones EULEX, de la UE, y KFOR, de la OTAN con personal civil y militar desplegadas en la ex provincia serbia, sostiene un documento del Observatorio de Política Exterior Española (OPEX) de la Fundación Alternativas, cercana al PSOE.

El mantenimiento de personal civil y militar en el seno de una misión europea como EULEX "forma parte de la responsabilidad adquirida" por España al ser socio de la UE, así como de "la defensa de principios" tales como "la protección de las minorías y promoción de la democracia" con los que España está "alineada", según el memorando, recogido por Europa Press. Tanto la participación en EULEX como en KFOR, insiste, está "razonablemente justificada en derecho internacional y europeo".

El documento enumera una serie de recomendaciones para la actuación del Gobierno a corto y medio plazo en torno al tema de Kosovo, cuyo Parlamento declaró unilateralmente su independencia de Serbia el pasado 17 de febrero, acto reconocido hasta la fecha por algo más de una veintena de países, la mayoría de ellos europeos. Así, aconseja "dejar de transmitir temor por las repercusiones que la independencia de Kosovo pudiera causar en España".

"La percepción por parte de los grandes de la UE de que se está realizando una lectura interna hace perder credibilidad a una postura firme en las potencias occidentales que apuesta por el bien común europeo", argumenta el texto.

El memorando, en el que ha colaborado el vicepresidente de la Fundación, Nicolás Sartorius, considera que el caso kosovar "no tiene por qué tener ningún tipo de repercusión interna para España". En primer lugar, diferencia, "no existe ninguna zona en el territorio que haya padecido limpieza étnica y que esté siendo supervisada por fuerzas de Naciones Unidas y de la OTAN".

En segundo lugar, el nivel de desarrollo institucional de España y de sus Comunidades Autónomas se encuentra "a años luz" de la sociedad kosovar. En tercer lugar, España es un Estado miembro de la Unión Europea lo que, "si bien no es garantía frente a fricciones internas, supone unos niveles de cohesión territorial y social mucho más elevados que los que encontramos en la región balcánica".

La Fundación aconseja también al Ejecutivo que muestre "un perfil pro-europeo" y defienda "con flexibilidad" los "valores genuinos de respeto a la legalidad que Europa ha ayudado a diseñar y a aplicar en distintas regiones del mundo" con el objetivo de evitar "enrocarse en una posición sin salida".

Para la Fundación Alternativas debe evitarse "caer en el callejón sin salida de identificar legalidad internacional con acuerdos unánimes de un Consejo de Seguridad sometido a posibles vetos de sus miembros", así como aislarse o "aparecer con alineamientos no deseados con ciertos países".

Por último, sugiere a España que defienda la celebración de una Conferencia Internacional para los Balcanes, con presencia de la UE, EEUU y Rusia.