Al menos dos policías muertos en un enfrentamiento con las disidencias de las FARC en Colombia

Operativo del Ejército tras el atentado contra la Policía en Jamundí.
Operativo del Ejército tras el atentado contra la Policía en Jamundí. - Europa Press/Contacto/Sebastian Marmolejo
Actualizado: lunes, 20 mayo 2024 21:21

Otras doce personas --entre las que hay policías y menores de edad-- han resultado heridas en un atentado bomba en el sur de Valle del Cauca

Petro califica de "intolerable" lo ocurrido pide al ministro de Defensa y a la cúpula militar que se traslade a Cauca

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Al menos dos policías han muerto este lunes en un enfrentamiento con las disidencias de las FARC en el municipio caucano de Morales, oeste de Colombia, en paralelo a varios ataques más que se han registrado en otras localidades de Cauca y Valle del Cauca, en donde no está vigente el alto el fuego bilateral.

Los agentes Jaime Andrés Calderón Reyes y Diego David López Rodríguez han fallecido durante el ataque a una estación de policial de esta localidad ubicada en Valle del Cauca, que ha dejado también otros tres heridos.

Asimismo, se han registrado en la localidad varias explosiones en la sede del Banco Agrario y un asalto a la Alcaldía, informan medios colombianos. En consecuencia, el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas ha ordenado el despliegue de tropas y equipos adicionales a Cauca para intentar contener la situación.

En el municipio caucano de Jambaló, se han registrado enfrentamientos entre el Ejército y este grupo armado, mientras que en Miranda, su alcalde, Walter Zúñiga, ha reclamado mayor presencia de las fuerzas de seguridad, después de que los atentados de hace unos días dejarán varias víctimas, entre ellas un menor de edad.

Por su parte, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, ha calificado de "inaceptable" lo ocurrido en Cauca. "No toleraremos que se siga atemorizando a la población con atentados terroristas", ha advertido, al tiempo que ha anunciado de que el ministro de Defensa, Iván Velásquez, y toda la cúpula militar se desplazará hasta el departamento para establece un consejo de seguridad permanente.

ATENTADO BOMBA EN VALLE DEL CAUCA

Por otro lado, otras doce personas, entre las que hay policía y menores de edad, han resultado heridas en un ataque bomba este lunes atribuido también a las disidencias de las extintas FARC en la localidad de Jamundí, en Valle del Cauca, uno de los departamentos junto en los que el Gobierno suspendió el alto el fuego bilateral con la disidencia del Estado Mayor Central (EMC) de las FARC.

Asimismo, las autoridades han informado de que al menos hay tres menores de edad que han resultado heridos, si bien su vida no corre peligro. La explosión se ha registrado en paralelo a otra serie de enfrentamientos entre esta disidencia y las fuerzas de seguridad en localidades del departamento, como Robles y Potrerito.

"La administración municipal rechaza enfáticamente este acto de violencia que pone en peligro a nuestra fuerza pública y ciudadanos. Los violentos no amedrentan nuestro territorio y reiteramos nuestro compromiso con la seguridad y el bienestar de la comunidad de Jamundí", ha enfatizado la Alcaldía.

El ministro del Interior, Luis Fernando Velasco, ha señalado que este retahíla de ataques de las disidencias son en represalia por la decisión del Gobierno de acabar con el alto el fuego bilateral en estas partes del país.

"Es miserable lo que están haciendo estas disidencias", ha lamentado Velasco en declaraciones para W Radio. "Es una guerra donde ha habido golpes muy fuertes por parte y parte, se les han capturado cabecillas", ha dicho.

Velasco ha admitido que no se esperaban que las disidencias llevaran a cabo hasta cuatro golpes simultáneos y que es "muy difícil" ganar este "conflicto" solo con las armas mientras continúen los "graves" problemas que provocan las economía ilegales. "No es posible que 700 u 800 hombres nos estén causando esto", ha dicho.

Las autoridades han señalado en un primer momento a las disidencias de las FARC como principal sospechoso del ataque, en medio de las difíciles negociaciones que este grupo armado está manteniendo con el Gobierno, con constantes suspensiones de los diálogos y reproches mutuos de no cumplir con el alto el fuego bilateral.

El 4 y 5 de mayo las partes retomaron una negociación que arrastra muchas dudas, después de que en marzo, el presidente colombiano, Gustavo Petro, anunciara el fin del alto el fuego en Cauca, Valle del Cauca y Nariño en respuesta a los ataques que el grupo armado había lanzado contra comunidades indígenas.

El presidente Petro llegó incluso a pedir la detención del líder del EMC, Néstor Vera Fernández, alias 'Iván Mordisco', a quien cuestionó su uso de retórica revolucionaria para esconder sus verdaderas intenciones como "narcotraficante".

Contador

Leer más acerca de: