Miles de personas participan en una nueva manifestación ultraderechista en Alemania

Publicado 17/09/2018 7:21:10CET

KÖTCHEN (ALEMANIA), 17 Sep. (DPA/EP) -

Unos 1.400 manifestantes de extrema derecha han salido a la calle para protestar contra la política migratoria alemana en la ciudad oriental de Köthen, donde se ha desplegado un amplio dispositivo policial.

Los manifestantes antiinmigración han portado pancartas con mensajes como "el patriotismo no es un crimen" y "suficiente, señora Merkel, tiene que irse", en relación con la canciller, Angela Merkel. La policía ha indicado que la protesta ha sido en gran parte pacífica.

Para mostrar su rechazo a la iniciativa, algunos residentes de la localidad han escrito mensajes de paz con tiza en el suelo de las calles de la ciudad, que alberga cerca de 26.000 habitantes.

Esta manifestación es la más reciente de una serie de marchas de extrema derecha registradas en el este de Alemania en las últimas semanas.

En la ciudad de Chemnitz las manifestaciones derechistas --que se ubican entre las más violentas de la historia reciente de Alemania-- se vieron desencadenadas por el apuñalamiento y muerte de un alemán presuntamente a manos de dos solicitantes de asilo el pasado 26 de agosto.

Las protestas se extendieron a la ciudad de Köthen la semana pasada, después de que un alemán de 22 años con problemas cardíacos interviniera en una pelea entre varios ciudadanos afganos. El hombre recibió un puñetazo en la cara y, posteriormente, murió de un ataque al corazón. Dos sospechosos están bajo custodia policial.

Mientras tanto, la Policía investiga ataques contra extranjeros en dos ciudades cercanas, en el estado de Sajonia-Anhalt, en el este de Alemania.

La Policía ha informado de que dos hombres, posiblemente alemanes, atacaron a un grupo de jóvenes afganos el sábado por la noche en un polideportivo de la ciudad de Hasselfelde. Un adolescente de 17 años fue golpeado y resultó levemente herido antes de que los atacantes huyeran del lugar.

Un segundo ataque fue registrado en la mañana del domingo en la ciudad de Halberstadt, a unos 30 kilómetros de Hasselfelde. Según los agentes, un grupo de cinco alemanes insultó a tres solicitantes de asilo somalíes.