La NSA espió a Mohamed Alí y Martin Luther King en los años 60

Dr. Martin Luther King
SOGECABLE/FRANCIS MILLER
Actualizado 17/12/2013 21:21:12 CET

El proyecto Minarete se centró en investigar a famosos contrarios al conflicto bélico e incluso a un senador que lo apoyaba

WASHINGTON, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA) espió al boxeador Mohamed Alí y al defensor de los Derechos Humanos Martin Luther King en los años 60 junto a otros famosos que se había mostrado críticos con la Guerra de Vietnam, según consta en documentos confidenciales desclasificados por el Archivo de Seguridad Nacional de la Universidad George Washington.

El espionaje a Mohamed Alí, Martin Luther King y otras personalidades abarcó sus llamadas telefónicas y mensajes de cable y télex. Entre los espiados figuran el senador demócrata por Idaho Frank Church, el columnista humorístico Art Buchwald y el senador republicano Howard Baker, que fue un firme defensor del conflicto bélico en Vietnam, ha informado el diario 'The Washington Post'.

La lista de 'vigilancia' de personalidades contenía más de 1.600 nombres y estuvo activa de 1967 a 1973, durante los mandatos de Lyndon B. Johnson y Richard M. Nixon. En el año 1967, según los documentos de la NSA, Estados Unidos parecía estar "incendiándose" y el entonces presidente, Lyndon B. Johnson, quiso saber si el movimiento contra la Guerra de Vietnam "recibía ayuda del exterior".

En un principio, fueron la CIA y el Ejército los encargados de investigar la hipótesis del presidente y, posteriormente, el FBI incorporó algunos nombres a la lista de personalidades que merecían un seguimiento. Finalmente, el programa de espionaje fue asumido por la NSA, que lo lanzó en 1969 con el nombre de proyecto Minarete.

Los documentos desclasificados, que forman parte de un manual de cuatro tomos de la historia de la NSA, incluyen siete nombres de la polémica lista de personalidades bajo 'vigilancia': Luther King y la defensora de los derechos civiles Whitney Young, el campeón de boxeo Alí, los parlamentarios Church y Baker, el humorista Buchwald y el columnista del diario 'The New York Times' Tom Wicker.

"No tengo ni idea de por qué seguían a Tom Wicker y Artie Buchwald", ha explicado el historiador especializado en temas de Inteligencia y en la NSA Matthew M. Aid. "¿Desde cuándo los periodistas se convirtieron en objetivos de la Inteligencia?", se ha preguntado.

Un abogado de la NSA que revisó en aquellos años el programa Minarete declaró entonces que las personas que trabajan en ese proyecto sabían que su cometido era poco respetable "si no totalmente ilegal".