Obama presenta a su equipo económico, con la creación de empleo como primer objetivo

Actualizado 24/11/2008 22:48:49 CET
Reuters

CHICAGO, 24 Nov. (OTR/PRESS) -

El presidente electo estadounidense, Barack Obama, presentó a los principales miembros de su equipo económico, con los que deberá enfrentarse a la actual crisis económica y financiera. Los dos cargos más destacados de los anunciados fueron Timothy F. Geithner, como secretario del Tesoro, y Lawrence Summers, como director del Consejo Económico Nacional. En la rueda de prensa, celebrada en Chicago, Obama anunció que "los cargos empezarán a trabajar desde hoy porque no hay tiempo que perder". Además, durante el turno de preguntas reprendió a GM, Ford y Chrysler, las tres grandes compañías automovilísticas, por pedir ayudas públicas sin presentar un plan "elaborado".

Timothy F. Geithner, de 47 años, tiene gran experiencia, debido a que desde noviembre de 2003 presidía la Reserva Federal de Nueva York, además de ocupar la vicepresidencia y un puesto permanente del Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal, encargada de diseñar la política monetaria de Estados Unidos. Además, Geithner fue anteriormente parte del Departamento del Tesoro, que ahora dirigirá, trabajando primero para Robert Rubin y después para Lawrence Summers, que también forma parte del equipo de Obama.

En concreto, Summers ha sido designado director del Consejo Económico Nacional de los Estados Unidos, convirtiéndose así en el asesor económico más cercano al presidente electo. Economista de 54 años, Summers fue secretario del Tesoro entre 1999 y 2001, con la Administración Clinton. Además, el nombre de Summers suena como candidato para sustituir a Ben Bernanke como presidente de la Reserva Federal, cuyo mandato finaliza en 2010.

Los otros puestos que anunció fue el de Christina Romer, profesora de economía de la Universidad de Berkeley, como directora del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca. El otro cargo presentado fue el de Melody Barnes como líder del Consejo de Política Interior. Barnes, ex jefa del Consejo del Comité Judicial del Senado, ya fue asesora de Obama durante la campaña electoral.

TRABAJAR DESDE AHORA

Durante su intervención, el presidente electo reconoció que la economía estadounidense se encuentra en un "circulo vicioso", por lo que no hay "un minuto que perder", por lo que anunció que "los cargos empezarán a trabajar hoy". En este sentido, subrayó que el primer trabajo que tienen es el de dar forma a un paquete de estímulos, que permita crear 2,5 millones de empleos, puesto que Obama consideró que es necesario "poner a la gente a trabajar otra vez".

Por otro lado, anunció que en enero se desplegará un nuevo paquete financiero, cuyo tamaño no especificó, aunque fuentes del partido democrático afirmaron que será de cientos de miles de millones de dólares. Además, también se negó a precisar como será su política de impuestos.

ENFADO CON EL SECTOR DE MOTOR

Por otra parte, Obama reprendió fuertemente a General Motors, Ford y Chrysler, por pedirle al Gobierno ayudas por importe de unos 20.000 millones de euros, sin presentar previamente un plan "elaborado", al tiempo que les advertía que no les dará "un cheque en blanco". Obama expuso que, cuando los primeros ejecutivos de las tres multinacionales acudieron al Congreso a pedir las ayudas financieras, "fue una sorpresa ver que no tenían una propuesta más elaborada". "Ustedes necesitan elaborar un plan y volver, antes de obtener ningún dinero de los contribuyentes", sentenció.

No obstante, admitió que la industria del automóvil es "la columna vertebral" de la economía estadounidense, no sólo los 'tres grandes' (GM, Ford y Chrysler), sino muchas otras empresas, por lo que no puede permitirse su desaparición. "Tenemos que hacer que siga funcionando", apuntó. "Los contribuyentes no pueden poner más dinero para una industria que ha estado resistiéndose al cambio, no vamos a darle un cheque en blanco". "Mi postura es que deberíamos ayudar a la automoción, pero a condición de que cualquier dinero que se destine al sector sea invertido para que la industria sea sostenible a largo plazo, y no sólo un parche a corto plazo: tienen que presentarnos un plan claro en dólares y en detalles", insistió.