O.Próximo.- Los palestinos conmemoran el cuarto aniversario de la muerte de Yasir Arafat

Actualizado 11/11/2008 19:15:48 CET

JERUSALÉN, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los palestinos conmemoraron hoy el cuarto aniversario de la muerte del ex presidente de la Autoridad Palestina Yasir Arafat, principalmente en Cisjordania, ya que en la Franja de Gaza, donde gobierna 'de facto' Hamás, no estaba previsto ningún acto importante.

El presidente palestino, Mahmud Abbas, pronunció en Ramala (Cisjordania) un discurso en el que destacó que Arafat aún está presente entre los palestinos y, "como es habitual, no reconoce que algo sea imposible". El que fuera el primer presidente de la Autoridad Palestina se convirtió en un mito de la lucha de los palestinos por establecer un Estado propio.

Arafat, que pasó de combatir a los soldados israelíes a recibir el premio Nobel de la Paz, murió el 11 de noviembre de 2004 en un hospital militar de Percy, en París, pero nunca se ha comunicado de forma oficial la causa del fallecimiento, habiendo surgido rumores sobre un posible envenenamiento por parte de Israel. Entonces Abbas le sucedió al frente de la Autoridad Palestina.

Abbas pidió a los miles de palestinos que le escuchaban ondeando banderas de su facción, Al Fatá, y portando fotografías de Arafat que conserven y protejan sus logros y aspiren a la libertad y la independencia, según informa la agencia de noticias palestina Maan.

El presidente palestino aprovechó la ocasión para criticar a Hamás y acusó a esta facción de desbaratar la iniciativa de paz propuesta por Yemen y los esfuerzos de Egipto por reconciliar a los dos principales movimientos palestinos, Hamás y Al Fatá (facción de Abbas), así como de provocar la frustración del pueblo palestino, algo que consideró "inaceptable".

CRÍTICAS A HAMÁS

Respecto a las acusaciones de Hamás según las cuales Al Fatá habría cedido ante la presión del "veto americano israelí" al diálogo entre ambas facciones palestinas, Abbas dejó claro que no se rinde ante las presiones.

En su discurso, el presidente palestino reiteró, no obstante, la importancia de formar un gobierno de unidad nacional que, a su juicio, permitiría poner fin al bloqueo israelí de la Franja de Gaza y preparar a los territorios palestinos para unas elecciones presidenciales y legislativas.

Esto, dijo, no debe posponerse sino que debe hacerse "ahora mismo". "Quienes tienen seguridad en sí mismos tienen que ponerse a prueba en las urnas", señaló. En este sentido, Abbas aseguró que Al Fatá cree en la democracia, incluso si no le gusta el resultado de los comicios, y que ésta no puede usarse en un momento dado para luego dejarla de lado.

Por último, indicó que a Hamás no le interesa dialogar y afirmó que este movimiento ha prohibido en Gaza las celebraciones por el aniversario de la muerte de Arafat. Al Fatá y otros grupos dicen que han solicitado a las autoridades de Hamás que autoricen mítines y marchas y que éstas no les han respondido, aunque Hamás mantiene que nunca ha recibido esas peticiones.

En algunas localidades cisjordanas --como Hebrón o en las inmediaciones de Belén-- se registraron disturbios de baja intensidad y enfrentamientos con los soldados israelíes.