Actualizado 09/08/2007 00:04 CET

Pakistán/Afganistán.-Musharraf no asistirá mañana por "compromisos" a su reunión con Karzai y líderes tribales en Kabul

ISLAMABAD/WASHINGTON, 8 Ago. (EP/AP) -

El Ministerio de Asuntos Exteriores paquistaní informó hoy en un comunicado que el presidente, el general Pervez Musharraf, telefonó hoy a su homólogo afgano, Hamid Karzai, para anunciarle su ausencia de la cita que mañana ambos iban a mantener y a la que también asistirán representantes de los líderes tribales, alegando "compromisos" que atender en Islamabad.

En su lugar viajará a Kabul el primer ministro, Shaukat Aziz, para asistir al encuentro, auspiciado por Washington, que a través de su embajadora en Pakistán, Anne Patterson, ha permanecido en estrecho contacto con las autoridades del país para conocer los motivos de la cancelación de la asistencia al encuentro de Musharraf.

Karzai y Musharraf debían reunirse mañana y en los tres días siguientes con cerca de 700 líderes tribales para ver cómo intentar controlar la violencia que asola ahora a los dos países y para tratar temas como el desarrollo económico y la lucha contra la droga, a pesar del boicot que intentan realizar los talibán y algunos de los delegados que están invitados a asistir.

Existen dudas de como de útil podría ser la "jirga de paz", conferencia de líderes tribales, ya que no participarán los insurgentes talibán y los líderes tribales de las áreas paquistaníes de Waziristán del Norte y del Sur intentan boicotear la reunión por temor a las represalias de los extremistas. A este panorama, se suma ahora la ausencia del propio Musharraf.

Los 700 delegados, 350 de Afganistán y 350 de Pakistán, se encontrarán en Kabul, en la carpa que fue usada en 2004 para la "loya jirga" (una gran reunión de líderes) en la que se creó la Constitución post talibán. Tanto Karzai como Musharraf dirigirán la reunión. El principal tema a tratar será el de la seguridad y el terrorismo, pero también se tratarán el desarrollo económico y la lucha contra las drogas.

La idea de la jirga fue concebida en septiembre de 2006 durante una reunión entre el presidente estadounidense, George W. Bush, y los presidentes de los dos países en Washington como una manera de contener la creciente violencia en la frontera. Los talibán, expulsados del poder en Afganistán por las fuerzas lideradas por Estados Unidos a finales de 2001, han intensificado sus ataques en los últimos dos años.

REACCIÓN DE EEUU

El portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Sean McCormack, explicó que las autoridades paquistaníes han explicado a sus homólogas afganas y estadounidenses los motivos por los que Musharraf no podrá asistir a la cita de mañana, si bien no entró en detalles ni aclaró los mismos.

"El presidente Musharraf claramente no se quedaría en Islamabad si no creyera tener buenas razones y de peso para permanecer allí", aseguró McCormack, y subrayó que Estados Unidos "lo entiende así".

Previamente, funcionarios estadounidenses intentaron convencer al general para asistir al menos a parte del Consejo por la vital importancia del encuentro.