Pakistán confirma conversaciones con Canadá en torno a la situación de Asia Bibi

Las hijas de la cristiana paquistaní Asia Bibi posan con una foto de su madre
REUTERS / ADREES LATIF
Publicado 13/11/2018 18:13:01CET

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Pakistán ha confirmado este martes que mantiene conversaciones con Canadá en torno a Asia Bibi, una mujer cristiana condenada a muerte por blasfemia cuya sentencia fue recientemente revocada por el Tribunal Supremo del país.

El portavoz del Ministerio de Exteriores paquistaní, Mohamad Faisal, ha indicado en su cuenta en Twitter que los titulares de las carteras de Exteriores de ambos países mantuvieron una conversación el lunes y trataron la situación de Bibi "entre otros asuntos".

"El ministro de Exteriores canadiense apreció la valiente decisión del Tribunal Supremo y el discurso positivo del primer ministro (de Pakistán, Imran Jan)", ha señalado.

Asimismo, ha recalcado que el ministro de Exteriores de Pakistán, Mehmud Qureishi, dijo durante la conversación que "Asia Bibi es ciudadana paquistaní" y que Islamabad "respeta totalmente sus derechos legales".

Las palabras de Faisal han llegado un día después de que el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, asegurara que su Gobierno estaba en conversaciones con el Ejecutivo paquistaní en torno a la situación de Bibi.

Bibi, que estuvo ocho años encarcelada a la espera de ser ejecutada, ha sido puesta en libertad y se encuentra bajo custodia para su protección debido a las manifestaciones registradas en Pakistán en contra de su puesta en libertad. Su marido, Ashiq Masih, ha solicitado ayuda a Reino Unido, Canadá, Italia y Estados Unidos.

"Estamos hablando con el Gobierno paquistaní (...) existe un contexto nacional delicado que debemos respetar. Por eso no quiero decir nada más al respecto, pero recordaré que Canadá es un país que da la bienvenida", aseveró el dirigente canadiense.

Los islamistas han amenazado con incrementar las protestas en Pakistán si las autoridades permiten a Bibi abandonar el país. El Gobierno ha indicado que le prohibirá viajar al extranjero.

La semana pasada, Canadá instó a Pakistán a asegurar el bienestar de Bibi y la ministra de Asuntos Exteriores, Chrystia Freeland, señaló que el Gobierno "estaba extremadamente comprometido con el asunto".

Bibi fue condenada en 2010 por blasfemia después de que sus vecinos aseguraran que había hecho comentarios denigrantes sobre el Islam después de pedirle que no bebiera agua de su vaso por no ser musulmana. Ella es protestante e insiste en que no cometió blasfemia alguna.

Contador