29 de marzo de 2020
 
Actualizado 03/03/2008 10:36:28 CET

El presidente de Timor Oriental perdona al líder de los rebeldes que intentó asesinarle

DILI, 3 Mar. (Reuters/EP) -

El presidente de Timor Oriental, José Ramos Horta, quien resultó gravemente herido tras ser víctima de un intento de asesinato el mes pasado, perdonó hoy al líder de los rebeldes que desarrolló el ataque, Alfredo Reinado, quien falleció en el intento. Este anuncio parece un intento de animar a los soldados rebeldes a renunciar por sí mismos y abrir así una vía hacia la reconciliación.

El presidente en funciones, Fernando Lasama, señaló que el presidente Ramos Horta perdonó a Reinado y pidió al Gobierno que se ocupara de su familia. "El presidente también ha pedido que finalice la violencia en el país, aunque la operación contra los rebeldes debe continuar hasta que el grupo se retire y entregue todas sus armas", explicó Lasama, añadiendo que el estado de salud del presidente había mejorado.

Amaro da Costa 'Susar', un veterano soldado rebelde de Timor Oriental acusado de tomar parte en los ataques del pasado mes al presidente y al primer ministro, Xanana Gusmao, reconoció ayer los hechos, según informó el representante de la fuerza conjunta del Ejército y la Policía, Filomeno Paixao.

Además, se han emitido órdenes de arresto contra 17 sospechosos de participar en el intento de magnicidio, incluido el propio Da Costa y Gastao Salsinha, que se puso al frente de los rebeldes tras la muerte de Reinado. Da Costa se encuentra detenido en Turiscai, localidad situada a unos 120 kilómetros al sur de la capital, Dili.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas extendió la semana pasada su misión de paz sobre el país, alegando que la situación humanitaria y de seguridad en Timor Oriental aún eran muy frágiles.