Libia anuncia la reapertura del campo petrolero de El Sharara tras la visita de Serraj al lugar

Actualizado 19/12/2018 21:10:59 CET

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de acuerdo nacional de Libia ha anunciado este miércoles la reapertura del campo petrolero de El Sharara (sur) tras la visita del primer ministro de esta Administración, Fayez Serraj, al lugar.

Según las informaciones recogidas por el diario local 'The Libya Observer', las negociaciones han tenido éxito y los responsables de la toma de las instalaciones han acordado permitir la reapertura tras el compromiso de que sus exigencias serán satisfechas bajo la supervisión de la Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL).

"El diálogo es el único camino para resolver los problemas", ha destacado Serraj, tal y como ha informado la agencia británica de noticias Reuters.

Serraj y los grupos locales que ocupan el complejo, en el que se producen unos 315.000 barriles de crudo diario, han pactado la creación de una comisión para estudiar las reivindicaciones, ha explicado uno de los manifestantes, Usama al Uafi, que ha pedido la mediación de la ONU.

El comandante de un grupo de guardias que también participa en las protestas, Ali al Husseini, ha declarado a una televisión local que Serraj debía proporcionarles más medios para garantizar la seguridad del yacimiento.

En otro aparente gesto para aplazar las movilizaciones, el Gobierno central ha aprobado un fondo de 1.000 millones de dinares libios (unos 626 millones de dólares) para la zona sur del país, históricamente olvidada por Trípoli, tal como figura en un decreto.

Por su parte, el portavoz de los manifestantes, Mohamed Ahmed, ha resaltado que Serraj les ha dicho que sus demandas serán aplicadas en el plazo de una semana a partir del 22 de diciembre.

La Compañía Nacional del Petróleo de Libia (NOC) ha declinado hacer comentarios sobre la reapertura del campo. La NOC declaró el martes la situación de fuerza mayor en sus operaciones en el campo petrolero y anunció que no reanudará las actividades hasta que se ponga en marcha un acuerdo que garantice la seguridad.

Los milicianos de la tribu y los guardias locales irrumpieron en el campo petrolero y se hicieron con el control para exigir el pago de salarios y que se destinen fondos de desarrollo para el sur del país.

El campo petrolero de El Fil, que también está emplazado en el sur del país y que utiliza la misma red de suministro eléctrico que El Sharara, no se ha visto afectado por la declaración de fuerza mayor y está bombeando al ritmo de unos 70.000 barriles al día, según ha contado un ingeniero del campo.

Libia se encuentra inmersa en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi, dividida 'de facto' entre dos administraciones y salpicada aún por una amalgama de milicias armadas.

Las principales facciones llegaron en mayo a un principio de acuerdo para celebrar elecciones parlamentarias y presidenciales el próximo 10 de diciembre. Sin embargo, el enviado especial de la ONU para Libia, Ghasán Salamé, descartó esta fecha y apuntó a 2019 como objetivo.

Contador