Actualizado 23/09/2015 17:29 CET

El primer ministro nepalí no irá a la Asamblea General de la ONU

KATMANDÚ, 23 Sep. (Reuters/EP) -

El primer ministro de Nepal, Sushil Koirala, ha cancelado este miércoles sus planes de asistir a una reunión de la Asamblea General de Naciones Unidas, según ha informado su portavoz, con el fin de mantener conversaciones para poner fin a las manifestaciones en el país de las últimas semanas contra la nueva Constitución.

Koirala no visitará Nueva York esta semana debido a los disturbios, ha anunciado su responsable de prensa, Prakash Adhikari, añadiendo que el viceprimer ministro ministro Prakash Man Singh irá en su lugar.

"El primer ministro va a dialogar con las partes que han causado los altercados en Terai en los próximos días", ha asegurado Adhikari, refiriéndose a las llanuras del sur de Nepal. También ha afirmado que Koirala se reunirá antes con los líderes de los tres partidos políticos más importantes del país.

El país adoptó la Carta Magna el domingo, en una medida que marca el inicio de la estabilidad después de años de guerra civil, pero las divisiones provinciales han provocando el enfado de la gente del sur de Nepal, que teme que la nueva estructura federal le marginalice.

Los pequeños partidos nepalíes explican que el plan para dividir las zonas de las llanuras y fusionarlas con las regiones montañosas perpetraría la discriminación contra los madhesi. Muchos de los miembros de esta comunidad en el sur del país, los cuales tienen raíces indias, se han enfrentado con la casta gobernante de las montañas que controlan las principales formaciones políticas.

"Nuestro partido ha mostrado su convicción de que las fronteras de las provincias deben ser revisadas antes de que detengamos nuestra agitación", ha aclarado un portavoz del Foro de Nepal Madhesi Janadhikar, tras encontrarse con los principales partidos políticos que han impulsado la Constitución.

La decisión del primer ministro de no viajar hasta Estados Unidos destaca su lucha en el Gobierno por sofocar las protestas que han mostrado las divisiones del país mantenidas bajo control hasta 2008, cuando la monarquía hindú colapsó después de 239 años en el poder.

Además de las 40 muertes que se han producido desde agosto como causa de los enfrentamientos entre contrarios a la Constitución y las fuerzas de seguridad, la Policía disparó el lunes a al menos tres manifestantes.

ARRASTRADA POR SU VECINO

India se ha visto arrastrada por la crisis política de su vecino Nepal, que la acusa de ser una zona de amortiguación entre su país y China, su gran rival. India ha criticado a los dirigentes políticos de Nepal por promulgar la Constitución, a pesar de las manifestaciones.

El periódico 'Indian Express' ha afirmado que Nueva Delhi está instando al Gobierno nepalí a que cambie el documento para terminar con las quejas de los habitantes del sur del país.

Este miércoles, el embajador de India en Nepal, Ranjit Rae, se ha encontrado con Koirala en la capital nepalí, Katmandú, después de que haya vuelto tras ser llamado a consultas por Nueva Delhi.

Para leer más